Co­nec­tar­se con el be­bé des­de la pan­za

Mia - - SUMARIO - por Ta­ma­ra Pal­ma* *Pa­ra Soy Mu­jer & Ma­má - www.soy­mu­jery­ma­ma.com.ar Twit­ter + Ins­ta­gram: @soy­mu­jery­ma­ma

Es­tar co­nec­ta­da con tu be­bé y su cre­ci­mien­to es po­si­ble aún an­tes de ver su ca­ri­ta, sen­tir su piel y su ca­lor­ci­to. Hoy sa­be­mos que el be­bé per­ci­be y co­mien­za a for­mar sus ex­pe­rien­cias des­de que es­ta en nues­tro vien­tre. Es­to es her­mo­so y nos da una enor­me po­si­bi­li­dad de co­men­zar a ma­ter­nar­lo an­tes de te­ner­lo en nues­tros bra­zos.

Pa­ra ello les pro­pon­go al­gu­nos ejer­ci­cios con los que am­bos sen­ti­rán un pla­cer enor­me y emo­cio­nan­te y el re­sul­ta­do se­rá muy po­si­ti­vo pa­ra tu ape­go con él. Si po­dés con­ver­tir al­guno de ellos en un há­bi­to o un ritual, se­rá muy va­lio­so y amo­ro­so pa­ra los dos.

To­ma­te unos mi­nu­tos du­ran­te el día pa­ra pen­sar en él, ha­blar­le, po­sar las ma­nos so­bre el vien­tre, ge­ne­rar una pau­sa pa­ra us­te­des dos. Es­te mo­men­to pue­de ser por la ma­ña­na al des­per­tar o por la no­che an­tes de dor­mir­te.

Es­cri­bi­le un dia­rio. Se­gu­ro dis­fru­ta­ran mu­cho su lec­tu­ra jun­tos y él te pe­di­rá que se lo leas mil ve­ces.

Or­de­ná las ecografías y aná­li­sis en una lin­da car­pe­ta con su nom­bre.

Po­ne­le la mú­si­ca que a ti te gus­te y te ge­ne­re ale­gría, re­lax y bie­nes­tar, si es­tas fe­liz, él tam­bién lo es­ta­rá.

Es­cri­bi­le una car­ta des­de tu co­ra­zón.

Sa­ca­te fo­tos mes por mes.Son sín­to­mas que pue­den du­rar po­cas se­ma­nas y tien­den a des­apa­re­cer. Tam­bién sue­len ob­ser­var­se en pa­cien­tes que ya es­tán rea­li­zan­do tra­ta­mien­to psi­co­ló­gi­co, con cier­tas ca­rac­te­rís­ti­cas de per­so­na­li­dad.

Tú tam­bién eres muy im­por­tan­te, por fa­vor haz ac­ti­vi­da­des que te gus­ten y dis­fru­tes, el sen­ti­rá tu fe­li­ci­dad.

Te lo me­re­ces:

Sa­lir con ami­gas.

Ir al ci­ne o al tea­tro.

Leer, si te gus­ta.

Pa­sear y con­tac­tar­te con la na­tu­ra­le­za.

Ha­cer ejer­ci­cio.

Com­prar­te al­go que te gus­te, pe­ro es­ta vez pa­ra tí.

Dis­fru­tar de al­gu­nas ve­la­das con tu pa­re­ja: mí­men­se, ha­blen y dis­fru­ten del se­xo, a me­nos que es­té con­tra­in­di­ca­do por el mé­di­co. Y si es así, ex­pe­ri­men­ten nue­vas for­mas de in­ti­mi­dad. La idea es com­par­tir y ex­pre­sar lo que sien­ten, es­to los man­ten­drá más cer­ca y for­ta­le­ce­rá el víncu­lo pa­ra co­men­zar un nue­va eta­pa jun­tos.

Des­de el mo­men­to que nos en­te­ra­mos que se­re­mos ma­dres co­mien­za nues­tra co­ne­xión con el be­bé. Dis­fru­té­mos­lo, más allá de los sín­to­mas que nos pue­den te­ner a mal traer, son mo­men­tos muy ro­mán­ti­cos e inol­vi­da­bles, co­mien­za la his­to­ria con tu nue­vo gran amor…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.