DE LA SA­LUD

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN -

Cham­pi­ño­nes: es­tos hon­gos co­mes­ti­bles son con­si­de­ra­dos uno de los ali­men­tos con más an­ti­oxi­dan­tes. Si una per­so­na agre­ga me­dia taza de cham­pi­ño­nes en su die­ta dia­ria, po­dría re­du­cir sus ni­ve­les de co­les­te­rol has­ta en un 30%. En Ja­pón, las mu­je­res sue­len co­mer, en pro­me­dio, más de 3 ki­los al año. Lo bueno es que se pue­den in­ge­rir en can­ti­dad, ya que no tie­nen mu­chas ca­lo­rías. Tam­bién con­tie­nen áci­do fó­li­co (in­dis­pen­sa­ble pa­ra el buen desa­rro­llo del be­bé du­ran­te el em­ba­ra­zo), vi­ta­mi­na D (que me­jo­ra el sis­te­ma óseo y com­ba­te agen­tes can­ce­rí­ge­nos) y vi­ta­mi­na B2 (que ayu­da a te­ner bue­nos ni­ve­les de ener­gía). Y apor­ta una con­si­de­ra­ble can­ti­dad de fi­bra, que ayu­da al buen fun­cio­na­mien­to del sis­te­di­ges­ti­vo.

Cúr­cu­ma (o aza­frán de la In­dia): en la In­dia no só­lo lo usan pa­ra dar sa­bor a las co­mi­das, sino que es uti­li­za­do por sus pro­pie­da­des me­di­ci­na­les, como su po­der an­ti­oxi­dan­te y sus be­ne­fi­cios pa­ra el Alzheimer. Por ejem­plo, la me­di­ci­na ayur­vé­di­ca sue­le usar es­te in­gre­dien­te pa­ra la lim­pie­za del or­ga­nis­mo, la di­ges­tión y pa­ra tra­tar fie­bres y otras in­fec­cio­nes. Una investigación de la Uni­ver­si­dad de Gu­ja­rat, In­dia, in­di­ca que la cur­cu­mi­na ac­ti­va los ge­nes que man­tie­nen los ni­ve­les de glu­co­sa en san­gre ba­jo con­trol. Tam­bién ayu­da a la ca­pa­ci­dad del pán­creas de pro­du­cir in­su­li­na cuan­do los ni­ve­les de azú­car van en au­men­to.

Ci­lan­tro: es una de las es­pe­cias más an­ti­guas del mun­do, así como un po­pu­lar re­me­dio egip­cio pa­ra cal­mar los pro­ble­mas de es­tó­ma­go. Efec­ti­va­men­te, es­ta plan­ta me­di­ci­nal (tam­bién co­no­ci­da como co­rian­dro) tie­ne pro­pie­da­des an­ti­es­pas­mó­di­cas y tó­ni­co-di­ges­ti­vas. Pa­ra po­ner es­ta re­ce­ta en prác­ti­ca, mez­clá una cu­cha­ra­di­ta de ci­lan­tro mo­li­do en una taza de agua hir­vien­do, es­pe­rá cin­co mi­nu­tos, y en­dul­zá al gus­to. Pro­bá con tres ta­zas al día. Ade­más, su acei­te esen­cial se uti­li­za en aro­ma­te­ra­pia, pa­ra ma­sa­jes en ca­so de do­lor mus­cu­lar e in­di­ges­tión por es­trés.

ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.