Si es egip­cio, me­jor

Mia - - IDEAS ÚTILES - Fuen­te: Her­nán Levy, de Ore­gon Ho­tel www.ore­gon­ho­tel.com.ar

Es uno de los más co­di­cia­dos. Al­go así como si ha­bla­ra­mos de la Me­ca de las fi­bras, a la ho­ra de ele­gir unas ex­ce­len­tes sá­ba­nas; como aque­llas que so­le­mos en­con­trar en los me­jo­res ho­te­les cin­co es­tre­llas del mun­do. Es­ta­mos ha­bla­mos na­da de me­nos que del al­go­dón egip­cio.

Cul­ti­va­do en el va­lle del río Ni­lo, en Egip­to, es­te al­go­dón en­cuen­tra allí la hu­me­dad óp­ti­ma y el ri­co sue­lo que se ex­tien­de en la zo­na, con­di­cio­nes per­fec­tas pa­ra que la plan­ta crez­ca de ma­ne­ra alar­ga­da y en ple­na for­ma.

En­tre sus tan­tos atri­bu­tos, uno que lo di­fe­ren­cia par­ti­cu­lar­men­te es que es­te al­go­dón se ela­bo­ra de la mis­ma ma­ne­ra des­de ha­ce mi­les de años. ¿Có­mo? La ma­te­ria pri­ma se cul­ti­va en el país y lue­go es lle­va­da a los ar­te­sa­nos, quie­nes unen las he­bras, ya sea de for­ma to­tal­men­te ma­nual o con ma­qui­na­ria muy an­ti­gua, pa­ra po­ner así una gran can­ti­dad de hi­los de al­go­dón en una mis­ma te­la. Lo que su­ce­de con es­te ti­po de al­go­dón es que to­das las pren­das con­fec­cio­na­das con él son de gran ca­li­dad y sua­vi­dad, de tal ma­ne­ra que se ase­me­ja mu­cho a la se­da. Al po­seer fi­bras de ma­yor lon­gi­tud, és­tas pue­den ser me­jor en­tre­la­za­das en el pro­ce­so

de hi­la­tu­ra del hi­lo, per­mi­te que el hi­lo sea muy fino y que ex­hi­ba una al­ta re­sis­ten­cia a la trac­ción sin sa­cri­fi­car la du­ra­bi­li­dad. Al te­ner ma­yor re­sis­ten­cia, los hi­los del al­go­dón egip­cio pue­den ser mu­cho más fi­nos que en otras pren­das de al­go­dón, se pue­den te­jer más den­sa­men­te, lo que se tra­du­ce en un nú­me­ro ma­yor de hi­los. Una al­ta den­si­dad de hi­los crea una te­la fle­xi­ble y sua­ve al tac­to. Sin em­bar­go, su nú- me­ro no es el úni­co fac­tor que de­ter­mi­na la ca­li­dad de la te­la: el al­go­dón egip­cio re­du­ce al má­xi­mo el pi­ling; es de­cir, las bo­li­tas que sue­len apa­re­cer con el tiem­po en la ma­yo­ría de los gé­ne­ros.

Lon­gi­tud, uni­for­mi­dad, ma­du­rez, elas­ti­ci­dad y co­lor de la fi­bra son sus ras­gos más des­ta­ca­dos. Es­ti­lo, se­do­si­dad y bri­llo, sus ca­rac­te­rís­ti­cas. De es­pe­cial im­por­tan­cia tam­bién es el "con­te­ni­do ba­su­ra". La ba­su­ra, en el con­tex­to de la fi­bra de al­go­dón, son las ho­jas se­cas de la plan­ta de al­go­dón que que­dan una vez que la pe­lu­sa se ha des­mo­ta­do. Una al­ta ca­li­dad de al­go­dón, como el egip­cio, ten­drá un ba­jo con­te­ni­do de ba­su­ra y un 95 por cien­to o más de pu­re­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.