Ba­ta­lla al ham­bre

Mia - - SUMARIO -

Se­gui­mos bus­cán­do­le la vuel­ta: có­mo adel­ga­zar sin te­ner que co­ser­nos la bo­ca . Con una mano en el co­ra­zón, sa­be­mos per­fec­ta­men­te por qué no es­ta­mos en pe­so, como con­ver­ti­mos los per­mi­ti­dos en per­ma­nen­tes y nos ex­ce­de­mos con lo que nos tien­ta. Nues­tra nu­tri­cio­nis­ta ami­ga, Laura Ca­no­ne, nos acer­có la pro­pues­ta de ele­gir los ali­men­tos en lu­gar de prohi­bir­los, de op­tar por los que tie­nen ca­lo­rías de baja den­si­dad que son, pre­ci­sa­men­te, los que nos de­jan más sa­tis­fe­chos y per­ma­ne­cen más tiem­po en el es­tó­ma­go, es­pa­cian­do los ata­ques de ham­bre. Si nos da re­sul­ta­do, ade­más ha­bre­mos he­cho una bue­na op­ción por la sa­lud. Fi­nal­men­te, ya sa­be­mos que es­ta­mos bien cuan­do la sa­lud en­tra por la bo­ca .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.