LA SE­MA­NA MAYA

Mia - - HORÓSCOPO - Por Ga­briel Rug­gie­ro, El Brujito Maya Ilus­tra­cio­nes: Ve­ro Bu­ru­ta­rán

ON­DA EN­CAN­TA­DA del DRA­GON . El Dra­gón duer­me la no­che de los si­glos, cuen­ta la le­yen­da que es me­jor no des­per­tar­lo, por­que el que lo ha­ga se­rá víc­ti­ma del fue­go de su ira. Nos en­se­ña­ron a que te­ne­mos que ser bue­nos, pro­li­jos y al­mi­do­na­dos (el al­mi­dón era un lí­qui­do que usa­ban nues­tras abue­las pa­ra plan­char la ro­pa y de­jar­la li­sa y du­ra, o sea acar­to­na­da). Como res­pues­ta a tan­to ex­ce­so de CON­TROL la si­guien­te ge­ne­ra­ción qui­sie­ron rom­per los es­que­mas y lle­var una vida caó­ti­ca, fue la ge­ne­ra­ción de los di­vor­cios y las neu­ro­sis. Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes es­tán tra­tan­do de en­con­trar un equi­li­brio. Acep­tar las pro­pias im­per­fec­cio­nes y den­tro de eso lle­var una vida sa­na. Pa­ra eso acep­tar y re­co­no­cer nues­tra som­bra es el primer pa­so. No so­mos per­fec­tos, te­ne­mos mu­cho pa­ra tra­ba­jar en nues­tro in­te­rior to­da­vía, po­der ver­lo es la ma­ne­ra de em­pe­zar a cre­cer. No so­mos ni com­ple­ta­men­te bue­nos, ni to­tal­men­te ma­los, so­mos lo que so­mos, in­di­vi­duos in­ten­tan­do cre­cer es­pi­ri­tual­men­te ca­da día (al me­nos eso es lo que yo in­ten­to). Al­gu­nas ve­ces nos sa­le me­jor que otras, en oca­sio­nes apa­re­ce la som­bra pa­ra vi­ven­ciar un cos­ta­do caó­ti­co nues­tro y que po­da­mos trans­for­mar­lo. ¿Qué as­pec­tos re­co­no­ces de ti que te sa­can de tu es­pa­cio de ar­mo­nía? Re­cuer­da que el caos tam­bién es par­te del cre­ci­mien­to y por lo tan­to es bueno y po­si­ti­vo. Es­ta es la en­se­ñan­za que nos trae la On­da En­can­ta­da del Dra­gón.

Correo As­tro­ló­gi­co:

Ade­la, 30 de sep­tiem­bre, tu nom­bre Maya es Ca­mi­nan­te del Cie­lo Lu­nar Ro­jo. Hay un im­por­tan­te flo­re­ci­mien­to a par­tir de Ju­nio. Lo que res­ta has­ta ese mo­men­to te per­mi­te ce­rrar ci­clos y de­jar atrás lo que te fre­na en la vida. Avan­ces.

Ma­ría Laura, 2 de enero, tu nom­bre Maya es Mono Es­pec­tral Azul. Capricornio se ve fa­vo­re­ci­do por el buen as­pec­to de Ve­nus, uni­dad fa­mi­liar y re­en­cuen­tro con la pa­re­ja. En lo eco­nó­mi­co a par­tir del 15 de abril, Mer­cu­rio en auspicioso trí­gono ayu­da los ne­go­cios.

Po­dés es­cri­bir­me a co­rreo­mia@per­fil.com Asun­to: HOROSCOPO, y per­so­nal­men­te es­ta­ré con­tes­tan­do ca­da una de sus pre­gun­tas (si lo deseas pue­des usar seu­dó­ni­mo pa­ra que te res­pon­da). Gra­cias por to­dos sus co­rreos. Que ten­gan una her­mo­sa se­ma­na: In Lack Ech, Yo Soy otro Tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.