Se­cre­tos com­par­ti­dos

Mia - - SUMARIO - Fuen­te: www.co­lors­hop.com.ar

El co­lor vio­le­ta sig­ni­fi­ca trans­for­ma­ción, por sus dos per­so­na­li­da­des opues­tas, ro­jo y azul, su­gie­re mis­te­rio, ri­que­za, me­lan­co­lía y sen­sua­li­dad. Es el co­lor mís­ti­co por ex­ce­len­cia y sím­bo­lo de la vida es­pi­ri­tual, po­see la fa­cul­tad de cam­biar la ener­gía ne­ga­ti­va en po­si­ti­va. Co­lor de trans­for­ma­ción al más al­to ni­vel men­tal, es ca­paz de com­ba­tir los mie­dos y apor­tar paz. Tie­ne un efec­to de lim­pie­za en los tras­tor­nos emo­cio­na­les y nos co­nec­ta con los im­pul­sos mu­si­ca­les y ar­tís­ti­cos, la sen­si­bi­li­dad a la be­lle­za y los gran­des idea­les, ins­pi­rán­do­nos es­pi­ri­tua­li­dad y com­pa­sión.

En­ton­ces, ¿por qué no apli­car un co­lor que tie­ne tan bue­nos atri­bu­tos en es­pa­cios in­te­rio­res? An­tes se pen­sa­ba que el vio­le­ta era un co­lor di­fí­cil de com­bi­nar y no era una ga­ma re­co­men­da­ble pa­ra de­co­rar, pe­ro la ten­den­cia cam­bió. Hoy en

día es un co­lor que apor­ta ele­gan­cia y dis­tin­ción a cual­quier am­bien­te.

Exis­ten to­nos más os­cu­ros, como el be­ren­je­na, el bi­zan­tino o el mo­ra­do, que son co­lo­res que crean am­bien­tes mo­der­nos pa­ra que luz­can ele­gan­tes, pro­fun­dos y se­re­nos. Se los pue­de apli­car en ha­bi­ta­cio­nes de adul­tos, en ofi­ci­nas y co­ci­nas.

Pe­ro tam­bién hay to­nos más cla­ros, como el li­la, el par­ma, el mal­va, el la­van­da o el gris de lino, que son co­lo­res sua­ves que apor­tan di­na­mis­mo y tie­nen la pro­pie­dad de crear es­pa­cios fres­cos y re­la­jan­tes. Por es­te mo­ti­vo, el con­se­jo es apli­car­los en ha­bi­ta­cio­nes ino fan­ti­les o ba­ños.

Pa­ra usar el vio­le­ta en las pa­re­des, una de las op­cio­nes es pin­tar un sec­tor en es­pe­cial del am­bien­te. Por ejem­plo, se pue­de pa­ra pin­tar una so­la pa­red y com­bi­nar con blan­co, gris cla­ro beige las res­tan­tes.

La am­plia di­ver­si­dad de to­nos del vio­le­ta pue­de com­bi­nar­se con una gran va­rie­dad de to­nos pas­te­les y os­cu­ros. En di­se­ños más o me­nos so­brios, se des­ta­ca­rá jun­to a to­nos ro­sas, gri­ses, ma­de­ras, ver­des, beige o azu­les. Pe­ro tam­bién com­bi­na per­fec­ta­men­te con el blan­co, ama­ri­llos y cual­quier va­rie­dad de to­nos en pas­tel. La ga­ma del vio­le­ta enal­te­ce cual­quier es­pa­cio y no só­lo que­da ele­gan­te pa­ra de­co­rar las pa­re­des, sino tam­bién mue­bles, si­llo­nes o mar­cos. Si el cam­bio to­ca a la puer­ta, hay que dar­le pa­so al co­lor de la trans­for­ma­ción y pen­sar en vio­le­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.