El huer­to en oto­ño, 1º en­tre­ga

Mia - - SUMARIO -

Pa­ra co­men­zar, de­be­mos sa­ber qué hor­ta­li­zas y ver­du­ras pue­den es­tar jun­tas y cuá­les no son “bue­nas ve­ci­nas”. Cuá­les ne­ce­si­tan sol di­rec­to y cuá­les to­le­ran me­jor la som­bra.

A los cul­ti­vos de ho­ja como las acel­gas, só­lo hay que echar­les un vis­ta­zo por las pla­gas, has­ta la co­se­cha. Las plan­tas de fru­tos como ce­bo­llas, be­ren­je­nas o ca­la­ba­zas, re­quie­ren un po­co más de aten­ción; aun­que al ser un pe­que­ño huer­to, tam­po­co de­be­ría ser un pro­ble­ma.

Es muy im­por­tan­te plan­tar flo­res y plan­tas que ayu­den a es­pan­tar pla­gas y or­ga­ni­zar el huer­to al­ter­nan­do aro­má­ti­cas y hor­ta­li­zas.

Las que re­sis­tan me­jor el cli­ma frío y la hu­me­dad, se­rán las idea­les pa­ra sem­brar en oto­ño. A con­ti­nua­ción, al­gu­nas de ellas:

✘ Ce­bo­lla: es un cul­ti­vo fá­cil. La úni­ca la­bor, pe­ro fun­da­men­tal, es la eli­mi­na­ción de la es­pi­ga flo­ral en cuan­to apa­rez­ca. Los plan­to­nes se en­tie­rran con unos 15 cen­tí­me­tros de se­pa­ra­ción y se pue­den re­co­lec­tar los bul­bos tier­nos a los 2 me­ses y los gor­dos a los 3 o 4 me­ses. Es la ve­ci­na ideal de la za­naho­ria ya que le ale­ja­rá las mos­cas.

✘ Za­naho­ria: tie­ne dos años de vida. Du­ran­te el pri­me­ro, se for­ma y va desa­rro­llán­do­se pa­ra po­der dar flor y se­mi­llas en el se­gun­do año. Es en el primer año cuan­do se de­be con­su­mir en cual­quier mo­men­to. Cre­ce bien en tem­pe­ra­tu­ras sua­ves y aguan­ta he­la­das li­ge­ras. Siem­pre de­ben ser sem­bra­das, no to­le­ran el tras­plan­te. Tras la siem­bra, a 8 cen­tí­me­tros de se­pa­ra­ción, hay que eli­mi­nar las plán­tu­las que vea­mos más dé­bi­les. Apro­xi­ma­da­men­te, no­ven­ta días des­pués de la siem­bra, se pue­den re­co­lec­tar.

Co­li­flor: es de es­ta­cio­nes frías pe­ro más de­li­ca­da que otras de la mis­ma fa­mi­lia. La luz del sol di­rec­ta ha­ce que se de­co­lo­ren las ho­jas e in­clu­so amar­ga su sa­bor, así que es re­co­men­da­ble ta­par­la con sus pro­pias ho­jas. Aguan­ta bien una tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te de en­tre 5 a 25 gra­dos. Hay que nu­trir la tie­rra con una do­sis de abono lí­qui­do una vez a la se­ma­na y re­gar­las bien (aten­ción, no en­char­car­las), en­tre 8 y 14 rie­gos se­ma­na­les en su eta­pa de cre­ci­mien­to.

Un tru­co ca­se­ro pa­ra es­pan­tar a las ba­bo­sas y ca­ra­co­les es es­par­cir ce­ni­zas de le­ña al­re­de­dor. Los ca­ra­co­les y ba­bo­sas son pla­gas que aca­ban con un huer­to rá­pi­da­men­te, así que hay que pres­tar aten­ción a su apa­ri­ción

Si te­ne­mos un lu­gar­ci­to y nos que­da tiem­po pa­ra de­di­car­le, no hay ta­rea más gra­ti­fi­can­te que ha­cer un huer­to. En es­ta pri­me­ra en­tre­ga, te con­ta­mos so­bre la siem­bra de tres in­dis­pen­sa­bles de la co­ci­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.