So­plo re­fres­can­te

Mia - - SUMARIO -

Di­ce un ami­go que te­ne­mos que cam­biar lo que po­de­mos cam­biar. Si no po­de­mos cam­biar el au­to o la ca­sa, ¿por qué no cam­biar el pla­card? Es­te in­vierno vie­ne sú­per usa­ble, con pren­das có­mo­das como los pon­chos o las po­lle­ras has­ta los pies.Tam­bién hay ítems lo­cos como el full print que nos ha­rá vi­vir un in­vierno lleno de flo­res o pá­ja­ros. Aun­que no sea to­do, eli­ja­mos lo que más nos gus­ta y ha­ga­mos un cam­bio, por­que es­tre­nar siem­pre es un re­fres­co. Pe­ro como no so­mos fas­hion vic­tims, tam­bién te­nés tres ex­qui­si­tas tor­tas del gran pas­te­le­ro Mauricio As­ta, las nue­vas ca­sas ami­gas de la Na­tu­ra­le­za, con­se­jos mé­di­cos pa­ra que el frío no nos en­fer­me y, si lo ha­ce, ac­tue­mos de la me­jor ma­ne­ra so­bre to­do con los chi­cos y has­ta có­mo tra­ba­jar con un je­fe nar­ci­sis­ta sin ma­tar­lo en el primer en­con­tro­na­zo. Como ve­rás, te­nés mu­chas ma­ne­ras de cam­biar que no sig­ni­fi­quen ne­ce­sa­ria­men­te que­mar la tar­je­ta de cré­di­to. Pe­ro da­te un gus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.