Con­sul­to­rio abier­to

Mia - - CALIDAD DE VIDA -

Ana Ma­ría, de Mar del Pla­ta

EMe di­jo el mé­di­co que su­fro de re­flu­jo gas­tro­eso­fá­gi­co. Qui­sie­ra sa­ber qué es y có­mo se tra­ta. Mu­chas gra­cias. sti­ma­da Ana Ma­ría:

Es una afec­ción en la cual los con­te­ni­dos es­to­ma­ca­les se de­vuel­ven des­de el es­tó­ma­go ha­cia el esó­fa­go, el con­duc­to que va des­de la bo­ca has­ta el es­tó­ma­go. Es­to pue­de irri­tar el esó­fa­go y cau­sar aci­dez gás­tri­ca y otros sín­to­mas mo­les­tos En­tre los fac­to­res de ries­go pa­ra el desa­rro­llo del re­flu­jo es­tán: el con­su­mo de al­cohol (po­si­ble­men­te), te­ner una her­nia de hia­to (una afec­ción en la cual par­te del es­tó­ma­go pa­sa por en­ci­ma del dia­frag­ma), obe­si­dad, em­ba­ra­zo, es­cle­ro­der­mia, ta­ba­quis­mo, y de­ter­mi­na­dos me­di­ca­men­tos.

Us­ted pue­de ha­cer mu­chos cam­bios en el es­ti­lo de vida pa­ra ayu­dar a tra­tar sus sín­to­mas. Si tie­ne so­bre­pe­so o es obe­so, en mu­chos ca­sos, ba­jar de pe­so pue­de ayu­dar. Evi­te fár­ma­cos como el áci­do ace­til­sa­li­cí­li­co (as­pi­ri­na), ibu­pro­feno (Ad­vil, Mo­trin) o na­pro­xeno (Ale­ve, Na­prosyn). To­me pa­ra­ce­ta­mol (Ty­le­nol) pa­ra ali­viar el do­lor.Y siem­pre con guía mé­di­ca. Es im­por­tan­te que in­gie­ra sus me­di­ca­men­tos con bas­tan­te agua. Cuan­do el mé­di­co le dé un nue­vo me­di­ca­men­to, no ol­vi­de pre­gun­tar­le si és­te em­peo­ra­rá su aci­dez gás­tri­ca.

Us­ted pue­de usar an­ti­áci­dos de ven­ta li­bre des­pués de las co­mi­das y a la ho­ra de acos­tar­se, aun­que es po­si­ble que el ali­vio no du­re mu­cho tiem­po. Los efec­tos se­cun­da­rios co­mu­nes de los an­ti­áci­dos abar­can dia­rrea o es­tre­ñi­mien­to. Otros fár­ma­cos de ven­ta li­bre y de ven­ta con re­ce­ta pue­den tra­tar la afec­ción, por­que ac­túan más len­ta­men­te que los an­ti­áci­dos pe­ro le brin­dan ali­vio más pro­lon­ga­do, el mé­di­co le pue­de in­di­car có­mo los de­be to­mar. Los in­hi­bi­do­res de la bom­ba de pro­to­nes (IBP) dis­mi­nu­yen la can­ti­dad de áci­do pro­du­ci­da en el es­tó­ma­go. Los blo­quea­do­res (an­ta­go­nis­tas) de H2 dis­mi­nu­yen la can­ti­dad de áci­do li­be­ra­da en el es­tó­ma­go.

La ci­ru­gía an­ti­rre­flu­jo pue­de ser una op­ción pa­ra pa­cien­tes cu­yos sín­to­mas no des­apa­re­cen con cam­bios en el es­ti­lo de vida y fár­ma­cos. La aci­dez gás­tri­ca y otros sín­to­mas de­ben me­jo­rar des­pués de la ci­ru­gía, pe­ro aún pue­de ser ne­ce­sa­rio que to­me me­di­ca­men­tos pa­ra la aci­dez. Igual­men­te, hay te­ra­pias nue­vas pa­ra el re­flu­jo que se pue­den lle­var a ca­bo por me­dio de un en­dos­co­pio (son­da fle­xi­ble que se pa­sa a tra­vés de la bo­ca has­ta el es­tó­ma­go).

Es­pe­ra­mos su pron­ta me­jo­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.