CE­LU­LI­TIS

Mejorá tu ali­men­ta­ció­na­li­men­ta­ció y, al mis­mo tiem­po, dda­le una mano a la gym pa­ra ter­mi­nar con la ce­lu­li­tis,ce­lu­li la pan­za y la co­la sin for­ma. CoCo­mi­das,

Mia - - NUTRICIÓN -

La ce­lu­li­tis se pro­du­ce por una des­or­ga­ni­za­ción de las cé­lu­las gra­sas que no pue­den rea­li­zar sus fun­cio­nes nor­ma­les y van hin­chán­do­se ca­da vez más, dan­do lu­gar a la famosa "piel de na­ran­ja". Exis­te una re­la­ción di­rec­ta en­tre un ín­di­ce al­to de to­xi­nas en el cuer­po y la apa­ri­ción de la ce­lu­li­tis.Tam­bién se ad­vier­te que per­so­nas con es­tre­ñi­mien­to y ma­la cir­cu­la­ción de la san­gre tie­nen más pro­pen­sión a su­frir es­te pro­ble­ma. En­tre los ali­men­tos, hay al­gu­nos en cier­ta for­ma an­ti­ce­lu­lí­ti­cos, ya que evi­ta­rían la apa­ri­ción de gra­sas en el or­ga­nis­mo. En ge­ne­ral, los más be­ne­fi­cio­sos son los que apor­ten po­cas ca­lo­rías y po­sean pro­pie­da­des diu­ré­ti­cas, fa­vo­re­cien­do así la ac­ti­vi­dad de los ri­ño­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.