Ma­ma­de­ra

Mia - - MINIMOLDE -

te. Es el ma­tiz per­fec­to pa­ra ilu­mi­nar am­bien­tes con orien­ta­ción sur que no re­ci­ben mu­cha luz na­tu­ral. Pa­ra crear un es­ti­lo vi­bran­te pe­ro so­fis­ti­ca­do, se pue­de com­bi­nar los to­nos de na­ran­ja con una pa­le­ta neu­tra fres­ca. Los to­nos pá­li­dos sua­ves, como da­mas­co, co­ral y du­razno, son idea­les pa­ra áreas más gran­des con bue­na luz na­tu­ral, como am­plios li­vings y dor­mi­to­rios de los ni­ños. Una pa­le­ta sua­ve, con ma­ti­ces tran­qui­los y sin con­tras­tes pro­fun­dos, de­ja al ocre tam­bién como to­na­li­dad pro­ta­go­nis­ta, ya que evo­can in­ti­mi­dad. La ca­li­dez de los ocres sua­ves com­bi­na­dos con tex­tu­ras de pi­sos de ma- Pa­ra lim­piar­la a fon­do y qui­tar­le la le­che que que­da pe­ga­da, hay que la­var­la pri­me­ro con agua fría y, lue­go, con ca­lien­te; es de­cir, lo con­tra­rio de lo que se sue­le ha­cer, ha­bi­tual­men­te. de­ra y mue­bles na­tu­ra­les, como una al­fom­bra de mim­bre o al­moha­do­nes con fun­das de lana, pro­po­nen li­vings cá­li­dos y có­mo­dos pa­ra acu­rru­car­se. Las pa­re­des ma­rrón ca­fé crean una at­mós­fe­ra aco­ge­do­ra, ideal pa­ra co­me­do­res don­de los in­vi­ta­dos se sien­tan como en ca­sa.Tam­bién se pue­de su­mar una va­ji­lla que acom­pa­ñe, con mo­ti­vos flo­ra­les, y en co­lo­res ver­des y na­ran­jas. Los ver­des tam­bién son alia­dos, jun­to con los sua­ves gri­ses azu­la­dos. Trans­por­tan una por­ción del pai­sa­je a nues­tros cuar­tos o rin­co­nes de tra­ba­jo, crean­do un am­bien­te de re­lax y ca­li­dez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.