Es­ti­lo mu­jer

Mia - - MINIMOLDE - Fuen­te: Sher­win-Wi­lliams

Des­de que el ba­ño de­jó de ser la es­tan­cia ol­vi­da­da de la ca­sa pa­ra con­ver­tir­se en un am­bien­te es­pe­cial co­mo lu­gar de re­lax, las op­cio­nes de­co­ra­ti­vas han au­men­ta­do.Aho­ra abun­dan los ba­ños “de di­se­ño” y por su­pues­to con mu­chos de­ta­lles. Quie­nes más lo dis­fru­ta­mos con mo­men­tos de tran­qui­li­dad y bie­nes­tar, so­mos las mu­je­res. Por eso, combiná estilos y no du­des en uti­li­zar com­ple­men­tos di­se­ña­dos y pen­sa­dos pa­ra otras es­tan­cias: ve­las y flo­res fres­cas (su aro­ma y el ver­las to­dos los días, al des­per­tar, ayu­da­rán sin du­das a me­jo­rar tu áni­mo por las ma­ña­nas). Si te­nés la suer­te de

con­tar con una am­plia ven­ta­na con al­féi­zar, en­ton­ces aprovechá es­ta in­me­jo­ra­ble op­ción de­co­ra­ti­va y co­lo­cá en ella flo­res, ca­jas con ja­bo­nes, ve­las aro­má­ti­cas y por qué no, uti­li­za­la pa­ra te­ner a mano un buen li­bro con el cual re­la­jar­te mien­tras to­más un ba­ño de es­pu­ma. Es im­por­tan­te con­tar con una luz ge­ne­ral y otra es­pe­cí­fi­ca pa­ra la zo­na del to­ca­dor. Pa­ra con­se­guir un ba­ño sú­per fe­me­nino, de­be­mos cam­biar las tra­di­cio­na­les lam­pa­ri­tas o di­croi­cas por una lám­pa­ra cen­tral de mar­ca­do es­ti­lo vin­ta­ge. De lo que se tra­ta, es de ha­cer más aco­ge­dor es­te am­bien­te pa­ra que se trans­for­me en un lu­gar có­mo­do que nos re­la­je an­te el es­trés dia­rio. La fe­mi­ni­dad en es­te es­pa­cio del ho­gar pue­de ex­pre­sar­se de mu­chas ma­ne­ras. Una de las más im­por­tan­tes y no­to­rias es a tra­vés de la uti­li­za­ción de la pa­le­ta de co­lo­res. Cuan­do ha­bla­mos del uni­ver­so fe­me­nino, cier­tos to­nos sue­len apa­re­cer en nues­tra men­te. To­na­li­da­des co­mo el rosado se en­cuen­tran a la or­den del día. Una bue­na op­ción es ju­gar con los ro­sas fuer­tes o fuc­sias en al­gu­nos de­ta­lles pa­ra evi­tar que el ba­ño re­duz­ca su sen­sa­ción es­pa­cial. Por otra par­te, si lo que se bus­ca es pin­tar to­do es­te am­bien­te o gran par­te de él de ro­sa, lo más acon­se­ja­ble es es­co­ger una al­ter­na­ti­va sua­ve. Otra bue­na su­ge­ren­cia, cuan­do se tra­ta de ba­ños pa­ra mu­je­res o jó­ve­nes, es de­can­tar­se por la ga­ma de los li­las o vio­le­tas. A la ho­ra de in­cli­nar­se por un co­lor me­nos tra­di­cio­nal, es po­si­ble ele­gir en­tre los tur­que­sas. Es­te tono sue­le aso­ciar­se con el agua y re­sul­ta mu­cho más fe­me­nino que los ce­les­tes o los azu­les, y por lo tan­to re­sul­ta­rá óp­ti­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.