Men­tes en ries­go

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN -

Un es­tu­dio rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Psi­quia­tría del De­sen­vol­vi­mien­to de la In­fan­cia y Ado­les­cen­cia de Brasil, en­tre 1.700 alum­nos de 6 a 16 años, en es­cue­las pú­bli­cas de cua­tro re­gio­nes del país, re­ve­ló que el 13% pre­sen­ta­ban cua­dros de des­ór­de­nes de an­sie­dad y el 4,5, tras­torno de hi­per­ac­ti­vi­dad y de­fi­cit de aten­ción. La psi­có­lo­ga Cris­tia­ne Sil­ves­tre de Pau­la, una de las res­pon­sa­bles del re­le­va­mien­to, sos­tu­vo que las ci­fras re­sul­ta­ron más al­tas de las que creían que iban a en­con­trar. Por lo tan­to, su­ge­rió una aten­ción ex­tra al te­ma por par­te de las au­to­ri­da­des del país e hi­zo hin­ca­pié en que, más allá de la fa­mi­lia, la es­cue­la es el pri­mer cen­tro de asis­ten­cia da­do que es un lu­gar en el que se pue­den apre­ciar cam­bios de con­duc­ta del chi­co y pa­ra aconsejar acom­pa­ña­mien­to pro­fe­sio­nal. Sig­nos de aler­ta: Agre­si­vi­dad Ais­la­mien­to Di­fi­cul­tad pa­ra dor­mir Ali­men­ta­ción com­pul­si­va Es­tos son so­lo al­gu­nos ejem­plos de cam­bios de con­duc­ta que me­re­cen aten­ción. Tam­bién se de­be ob­ser­var la in­ten­si­dad y du­ra­ción de es­tas con­duc­tas, De he­cho, pro­ble­mas pun­tua­les no sig­ni­fi­can ne­ce­sa­ria­men­te que se ha­ya ins­ta­la­do un tras­torno.

Fuen­te: re­vis­ta Saú­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.