Cán­cer de útero: pre­ven­ción

Mia - - CALIDAD DE VIDA -

Se tra­ta de un tu­mor ma­ligno que afec­ta la par­te in­fe­rior del útero o ma­triz, cu­ya prin­ci­pal cau­sa es la in­fec­ción por el vi­rus VPH (Pa­pi­lo­ma­vi­rus Hu­mano).

Pue­de pre­ve­nir­se por me­dio de los con­tro­les ru­ti­na­rios co­mo el Pa­pa­ni­co­laou, el cual com­bi­na­do con la va­cu­na­ción cons­ti­tu­ye la ma­ne­ra más efec­ti­va de pre­ven­ción. Es muy im­por­tan­te la con­sul­ta pe­rió­di­ca con el mé­di­co.

Las va­cu­nas pa­ra la pre­ven­ción del VPH pue­den apli­car­se in­de­pen­dien­te­men­te que ha­yan o no te­ni­do re­la­cio­nes se­xua­les e in­clu­so ha­yan o no te­ni­do hi­jos. En Ar­gen­ti­na la pre­ven­ción con va­cu­nas pue­de ini­ciar­se a par­tir de los 9 años.

Aun­que no ha­ya un con­tac­to se­xual pleno, pue­de ha­ber trans­mi­sión del vi­rus VPH a tra­vés del sim­ple con­tac­to ín­ti­mo, piel a piel, aún sin una re­la­ción se­xual com­ple­ta.

En ge­ne­ral las de­fen­sas ge­ne­ra­das tras una in­fec­ción na­tu­ral con VPH son muy po­bres en lo que a pro­tec­ción se re­fie­re. Se con­si­de­ra que es­tas de­fen­sas na­tu­ra­les no son su­fi­cien­tes pa­ra pro­te­ger a la mu­jer a lo lar­go de su vi­da. Es por eso que nue­vas in­fec­cio­nes por otros ti­pos de VPH on­co­gé­ni­cos o rein­fec­cio­nes por el mis­mo ti­po pue­den ocu­rrir a lo lar­go de to­da la vi­da se­xual.

Exis­ten apro­xi­ma­da­men­te 100 ti­pos de VPH, 40 de los cua­les pue­den in­fec­tar la piel y mu­co­sas.Al­gu­nos de es­tos vi­rus son ca­pa­ces de trans­for­mar cé­lu­las nor­ma­les en can­ce­ro­sas, por lo que se lla­man vi­rus on­co­gé­ni­cos.

El PAP per­mi­te de­tec­tar cam­bios anor­ma­les en las cé­lu­las que pue­dan con­du­cir a un cán­cer y tam­bién pue­de mos­trar afec­cio­nes no can­ce­ro­sas co­mo in­fec­cio­nes, y de es­ta ma­ne­ra po­der im­ple­men­tar un tra­ta­mien­to. Res­pec­to a la va­cu­na­ción, sus be­ne­fi­cios in­clu­yen no só­lo la pre­ven­ción de pro­ble­mas fí­si­cos, sino tam­bién psi­co­ló­gi­cos y se­xua­les aso­cia­dos.Ade­más po­dría pre­ve­nir nue­vas fu­tu­ras in­fec­cio­nes por el mis­mo ti­po de VPH o por otros ti­pos.

Pa­ra más información: https://www.evi­teel­can­cer.com/Mi­tos­yVer­da­des.aspx

Fuen­te: GSK (www.gsk.com)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.