Ma­ne­jar en in­vierno

Mia - - IDEAS UTILES -

En es­ta épo­ca, los días son más cor­tos, con me­nor lu­mi­no­si­dad y cli­ma ad­ver­so. Tan­to pa­ra el au­to co­mo pa­ra la con­duc­to­ra, no es lo mis­mo ma­ne­jar en el as­fal­to lim­pio que con hie­lo o nie­ve. Es re­co­men­da­ble re­vi­sar el au­to con ma­yor fre­cuen­cia y pres­tar es­pe­cial aten­ción a los neu­má­ti­cos, fre­nos, lu­ces y lim­pia­pa­ra­bri­sas. Tam­bién es im­por­tan­te re­vi­sar la ba­te­ría, el acei­te del mo­tor y cam­biar o re­vi­sar el lí­qui­do re­fri­ge­ran­te del vehícu­lo que no es­té pre­pa­ra­do pa­ra ba­jas tem­pe­ra­tu­ras. Pa­sar por el ta­ller me­cá­ni­co es el pri­mer con­se­jo an­tes de sa­lir a la ru­ta. Re­sul­ta esen­cial fa­mi­lia­ri­zar­se con el sis­te­ma de fre­nos y trac­ción, se­gún el ma­nual de ca­da vehícu­lo. En Ar­gen­ti­na, es re­gla­men­ta­rio con­tar con

sis­te­ma de fre­nos ABS; en ca­so de que el as­fal­to ten­ga hie­lo y/o nie­ve, es­te sis­te­ma im­pi­de que se blo­queen las rue­das al fre­nar y po­der, a su vez, re­du­cir es­ta dis­tan­cia pa­ra que el au­to se de­ten­ga de mo­do se­gu­ro. Si no se cuen­ta con es­te sis­te­ma, se re­co­mien­da evi­tar mo­vi­mien­tos brus­cos con el vo­lan­te (so­bre to­do si no se tie­ne la ha­bi­li­dad) ya que po­dría pro­vo­car la pér­di­da de con­trol del au­to. Pa­ra evi­tar es­to, se de­be rea­li­zar fre­na­das sua­ves y con tiem­po, pi­san­do el freno al­ter­na­da­men­te pa­ra im­pe­dir el blo­queo de las rue­das. Cuan­do hay nie­ve en el ca­mino, fre­nar lle­va mu­cho más tiem­po; por eso se re­co­mien­da man­te­ner más de tres au­tos de dis­tan­cia en­tre tu vehícu­lo y el que le pre­ce­de. En Ar­gen­ti­na, el uso de ca­de­nas es obli­ga­to­rio en ca­so de que ha­ya nie­ve en la ru­ta: ayu­da­rán a te­ner un ma­yor aga­rre al as­fal­to, evi­tan­do de­rra­pes. En ca­so de per­der el con­trol del au­to o pa­ti­nar, se re­co­mien­da no pre­sio­nar el freno, sino sa­car el pie del ace­le­ra­dor y ma­ne­jar en di­rec­ción con­tra­ria a la que apun­ta el vehícu­lo. Cuan­do el au­to es­tá es­ta­cio­na­do, se de­ben le­van­tar las es­co­bi­llas pa­ra que no se acu­mu­le nie­ve en ellas. Hay que lim­piar con fre­cuen­cia el pa­ra­bri­sas, la lu­ne­ta tra­se­ra y las dos ven­ta­ni­llas de­lan­te­ras pa­ra así po­der ver con cla­ri­dad por los es­pe­jos re­tro­vi­so­res. En ca­so de que se pro­duz­ca una acu­mu­la­ción de nie­ve en el pa­ra­bri­sas, nun­ca in­ten­tes sa­car­la con agua ca­lien­te por­que pue­de rom­per el vi­drio. En ca­so de que­dar varado o ne­ce­si­tar de­te­ner­se, se su­gie­re en­cen­der ba­li­zas, per­ma­ne­cer en el au­to y con­tro­lar que el es­ca­pe no es­té ta­pa­do por la nie­ve. Tam­bién se re­co­mien­da en­cen­der el mo­tor en in­ter­va­los pa­ra man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra en su in­te­rior y con­ser­var la ca­le­fac­ción apa­ga­da pa­ra evi­tar el con­su­mo de ba­te­ría. Evi­tar la acu­mu­la­ción de nie­ve en el te­cho es im­por­tan­te pa­ra im­pe­dir que cai­ga so­bre el pa­ra­bri­sas cuan­do el au­to arran­que nue­va­men­te. Ade­más, es ne­ce­sa­rio con­tar con un kit de pri­me­ros au­xi­lios, lin­ter­na, so­gas, ca­de­nas ex­tras, guan­tes y una pe­que­ña pa­la en el baúl, an­te cual­quier im­pre­vis­to o emer­gen­cia. Con pre­ven­ción y cui­da­do, só­lo res­ta dis­fru­tar el via­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.