LEC­TU­RA. ¡Ac­ción!

Mia - - SUMARIO - Por Eva Sandoval

Al pen­sar en to­dos los mo­men­tos de cam­bio im­por­tan­tes en mi vi­da, me doy cuen­ta de que uno muy im­por­tan­te fue creer que TO­DO ES PO­SI­BLE. Cuan­do di­ces: “Eso es im­po­si­ble”, se­ría más acer­ta­do de­cir: “No pue­do ha­cer­lo y no me atre­vo a in­ten­tar­lo so­lo por­que no co­noz­co a na­die que lo ha­ya he­cho”. Creer que al­go es im­po­si­ble es la ra­zón que lo ha­ce im­po­si­ble. Por eso, si quie­res re­cu­pe­rar tu po­der per­so­nal, es­co­ge to­das las po­si­bi­li­da­des co­mo for­ma de vi­da. Es­co­ge man­te­ner­te en pie, te­ner éxi­to, son­reír, llo­rar, dis­fru­tar, ayu­dar, lle­gar, cam­biar, amar, atre­ver­te, vi­vir, etc.

Ha­blas se­gún lo que apren­dis­te, lo cual pro­ba­ble­men­te te li­mi­ta sin ce­sar en to­do lo que quie­res ser. Pien­sa en cual­quier co­sa que creas im­po­si­ble y ac­to se­gui­do pre­gún­ta­te: “¿ten­go la se­gu­ri­dad de que es así?”, “¿por qué crees que es im­po­si­ble ha­cer tal co­sa?”. En­cuen­tra la res­pues­ta y des­cu­bri­rás qué es lo que te im­pi­de ha­cer o te­ner lo que deseas. Pa­ra ha­cer al­go dis­tin­to, de­bes em­pe­zar por pen­sar que es po­si­ble y que lo es pa­ra ti. Da­te cuen­ta de tus pen­sa­mien­tos y cám­bia­los. To­do lo que quie­res ha­cer es­tá ahí es­pe­ran­do a que te lo creas pa­ra po­der ma­ni­fes­tar­se.

Nos en­con­tra­mos pro­ba­ble­men­te en el mo­men­to de más de­pre­sio­nes por me­tro cua­dra­do de la his­to­ria, de más in­sa­tis­fac­ción, li­mi­ta­cio­nes y tras­tor­nos. To­do por­que mu­chas per­so­nas han per­di­do la con­fian­za en ellas mis­mas, en lo que pue­den ha­cer, en lo que va­len. El an­tí­do­to con­tra esa en­fer­me­dad es sa­ber que eres va­lien­te y tie­nes po­der, ma­gia y vi­da. Si te das cuen­ta de ello, po­drás sen­tir: TO­DO ES PO­SI­BLE AHO­RA.

Pien­sa en cual­quier pe­lí­cu­la de ci­ne. An­tes de que se pro­duz­ca, ¿dón­de es­tá? En la men­te de al­guien, nor­mal­men­te del di­rec­tor y del guio­nis­ta. Y ¿qué se ne­ce­si­ta pa­ra crear­la? Sim­ple­men­te, lle­var­la a la ac­ción con to­dos los me­dios ne­ce­sa­rios. ¿Cuán­tos pen­sa­mien­tos, ideas, in­ven­tos, pro­yec­tos, teo­rías tie­nes? y ¿cuán­to es­tás lle­van­do a la ac­ción?

Es bas­tan­te co­mún el pa­trón de de­jar las co­sas co­mo es­tán, pe­ro eso so­lo de­ja las co­sas co­mo es­tán. Cuan­do se di­ce “¡ac­ción!” en un ro­da­je, se tras­la­da a la reali­dad lo que an­tes so­lo es­ta­ba en la men­te de al­guien y es en ese nue­vo plano don­de se rea­li­za la pe­lí­cu­la. Con los pro­yec­tos per­so­na­les su­ce­de lo mis­mo: cuan­do pa­sas a la ac­ción, to­do em­pie­za a mo­ver­se y ocu­rren co­sas. Por mu­cho que di­gan los de­más, que a ve­ces tien­den a so­bre­pro­te­ger­nos, vi­vir en la ac­ción tie­ne más sen­ti­do que que­dar­se con la idea.

Po­ner en mar­cha lo que tie­nes en tu in­te­rior tras­la­da­rá tus de­seos y tus sue­ños a una reali­dad des­de la que po­drás com­par­tir y dis­fru­tar. So­mos se­res ener­gé­ti­cos, en­tre otras mu­chas co­sas, con mi­llo­nes de cua­li­da­des, y una de ellas es crear. Y pa­ra crear hay un pa­so im­por­tan­te, que es pa­sar a la AC­CIÓN.

Del li­bro “¿Y tú qué crees?”, de Eva Sandoval,

Urano (www.edi­cio­ne­su­ra­noar­gen­ti­na.com)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.