Ja­bón lí­qui­do

Mia - - MINIMOLDE -

Guar­dá los res­tos de ja­bón de to­ca­dor en un fras­co va­cío con do­si­fi­ca­dor, agre­gá un po­co de ju­go de li­món y ter­mi­ná de lle­nar con agua hir­vien­do. por­que hay que evi­tar que, sin que­rer, se lle­ve al­go a la bo­ca. Pe­ro por otro la­do, los pe­lu­ches tam­bién son el fa­mo­so ob­je­to tran­si­cio­nal que los ni­ños eli­gen pa­ra em­pe­zar a cons­truir su in­de­pen­den­cia. ¿En­ton­ces, es bueno evi­tar que ten­gan mu­ñe­cos? Lo me­jor, en reali­dad, se­ría te­ner en cuen­ta to­dos los cui­da­dos ne­ce­sa­rios pa­ra que el pe­lu­che pue­da acom­pa­ñar los sue­ños de tu pe­que­ño. Cuan­do com­pres un osi­to de pe­lu­che, fi­ja­te que no ten­ga ojos, na­riz o bo­cas pe­ga­dos. Evi­tá los que tie­nen bo­to­nes co­mo par­tes de sus ca­ras o en las ro­pas. Pa­ra los be­bés, los me­jo­res son los que vie­nen bor­da­dos y no tie­nen ro­pa, pues así no acu­mu­lan pol­vo. Fi­ja­te el ta­ma­ño de los mu­ñe­cos: no pon­gas nun­ca osos o pe­lu­ches en la cu­na, que sean pe­sa­dos o más gran­des que el be­bé, por­que pue­den as­fi­xiar­lo. En cuan­to a la te­la, ele­gí los que en sus eti­que­tas ase­gu­ren que fue­ron rea­li­za­dos con ma­te­ria­les hi­poa­ler­gé­ni­cos. Ade­más, la­vá los osos con fre­cuen­cia,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.