Bus­car el me­jor ve­te­ri­na­rio

Es­co­ger al pro­fe­sio­nal que cui­da­rá de la sa­lud de nues­tro ani­mal de com­pa­ñía im­pli­ca la mis­ma res­pon­sa­bi­li­dad con la que ele­gi­mos al mé­di­co de la fa­mi­lia

Mia - - MASCOTAS -

Lo­pi­nión­tu pe­rro.o de idea­len nues­tro­que ele­gir,Las­mas­co­tael es vi­va par­queex­pe­rien­cias­lo con­tar­do­mi­ci­lio.me­jor­lo y más­mien­trasno con se­rá sa­bés­cer­cau­nSi de quees ve­te­ri­na­rio­pa­seás­los qué­po­si­ble­tu pi­das­ve­ci­nos­pri­me­ra ve­te­ri­na­rioa en con­sul­ta­res­tos siem­pre as­pec­tos.en cuen­ta­nal­gún re­fu­gio,Igual­men­te,y ayu­dan es­cue­la mu­cho po­dés o cen­trou­na lis­ta de con ani­ma­les;los cen­tros­te pro­por­cio­na­rán­ve­te­ri­na­rios más cer­ca­nos a tu ca­sa.

Una vez ele­gi­do, re­cor­dá que lo pri­me­ro es lle­var­lo a su pri­me­ra vi­si­ta pa­ra un che­queo ge­ne­ral. De es­te mo­do, si al­gún día ocu­rre al­go ur­gen­te, la fi­cha de tu mas­co­ta ya es­ta­rá allí y te aho­rra­rás prue­bas que ya es­tán he­chas. Si que­rés aho­rrar, po­dés op­tar por cen­tros y es­cue­las ve­te­ri­na­rias que co­bran un mí­ni­mo car­go en las vi­si­tas y te ayu­da­rán igual­men­te. Las clí­ni­cas ma­yo­res, con equi­pa­mien­to más so­fis­ti­ca­do, po­seen más me­dios pa­ra aten­der a la mas­co­ta, pe­ro la di­fe­ren­cia tam­bién se no­ta­rá en la fac­tu­ra. Por otro la­doE, xuc­ni­taa­do clí­ni­ca más pe­que­ña tal vez no cuen­te con ser­vi­cios es­pe­cia­li­za­dos en der­ma­to­lo­gía, of­tal­mo­lo­gía, odon­to­lo­gía, la­bo­ra­to­rios, por lo que, en ca­sos pun­tua­les, de­be­rás acu­dir a otra don­de exis­tan es­tos ser­vi­cios.

De­bés te­ner en cuen­ta que el ve­te­ri­na­rio que eli­jas se­rá quién se­gui­rá la evo­lu­ción des­de que es ca­cho­rro. De­be ins­pi­rar­te con­fian­za y simpatía, pues­to que an­tes In­clu­so,au­xi­liar no­so­tros­pue­deLo ma­yo­ren me­jor­de ser un es com­pro­bar­co­mo de­ci­dir­te am­bien­teel par­ti­da ama­blees fac­tor vi­si­tar­con de y fun­da­men­tal­por cor­dial efi­cien­te,las nues­tra­que­las el con­sul­tas. ins­ta­la­cio­nes, es­pe­cia­lis­ta.el lo­gra­rás­tan­to mas­co­ta, per­so­nal­que con sa­car in­cli­ne Cuan­do­la la ba­lan­za.lla­má pri­me­ra­te ha­yas por ci­ta. de­ci­di­do te­lé­fo­noEs im­por­tan­te­por pa­ra un con­cer­tar­ve­te­ri­na­rio, que­tu mas­co­ta,seas vos ten­drás mis­ma quién­los da­tos acom­pa­ñe­más se­gu­ro­sa mo­ti­vo y de de­ta­lla­dos,la con­sul­ta. re­la­cio­na­dos con el Si tu mas­co­ta no ha si­do va­cu­na­da aún, es me­jor que la lle­ves en bra­zos pa­ra evi­tar cual­quier con­ta­gio por el con­tac­to con otros pa­cien­tes. Nun­ca de­jes a tu ga­to o pe­rro suel­to en la sa­la de espera. Em­pleá una co­rrea o el bol­so pa­ra fe­li­nos. Si tu­vie­ras un ani­mal exó­ti­co o pe­que­ño, an­tes de acu­dir a la ci­ta, con­sul­tá por te­lé­fono qué me­dio es el más có­mo­do pa­ra trans­por­tar­lo. Cuan­do ten­gas que lle­var mues­tras de ori­na o he­ces, pe­dí que te ase­so­ren en la mis­ma clí­ni­ca acer­ca de los re­ci­pien­tes es­pe­cia­les. Re­cor­dá que an­tes de una ope­ra­ción, el ani­mal de­be ir a la con­sul­ta en ayu­nas. Y siem­pre te­né en cuen­ta el ser­vi­cio de ur­gen­cias. No ol­vi­des pre­gun­tar cuál es el más cer­cano por si sur­ge un im­pre­vis­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.