RE to­ques in­no­va­do­res

¿Qué te ha­rías pa­ra me­jo­rar tu ros­tro? ¿Có­mo cam­bia­rías el look de tu pe­lo? Hay nue­vos tra­ta­mien­tos y pro­duc­tos pa­ra que con pe­que­ños touchs te sien­tas re­no­va­da

Mia - - BELLEZA - Por Lau­ra La­go­mar­sino

En un mun­do ex­prés don­de pri­ma la efec­ti­vi­dad y la in­me­dia­tez de los tiem­pos, el uni­ver­so de la be­lle­za –que no de­ja de in­no­var- tam­bién se ali­nea con es­ta ten­den­cia y po­ne a nues­tro al­can­ce op­cio­nes van­guar­dis­tas pa­ra lo­grar es­tar es­plén­di­das en un abrir y ce­rrar de ojos. Des­de ac­ti­vos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que ace­le­ran los tiem­pos de apli­ca­ción, ten­den­cias que se con­ver­ti­rán en los must de la pró­xi­ma tem­po­ra­da, has­ta beauty gad­gets tec­no­ló­gi­cos que pro­me­ten ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos en la co­mo­di­dad del ho­gar. ¡Te pre­sen­ta­mos to­do lo que hay de nue­vo pa­ra sa­car­le el má­xi­mo pro­ve­cho y es­tar más lin­das que nun­ca!

¡No más pa­pa­da!: ca­da cua­tro años, der­ma­tó­lo­gos de to­dos los paí­ses asisten al pres­ti­gio­so Con­gre­so Mun­dial de Der­ma­to­lo­gía, en el cual se pre­sen­tan los nue­vos avan­ces en tra­ta­mien­tos es­té­ti­cos, pro­duc­tos y tec­no­lo­gía. En el de es­te año, la mé­di­ca der­ma­tó­lo­ga Ro­si Flom, ase­gu­ró que sin lu­gar a du­das, el tra­ta­mien­to más no­ve­do­so que se pre­sen­tó fue “Ky­be­lla”, pa­ra qui­tar la pa­pa­da, que con­sis­te en in­yec­cio­nes de áci­do deo­xi­có­li­co que di­suel­ven de ma­ne­ra gra­dual la gra­sa sub­men­to­nia­na. “Du­ran­te años, es­ta zo­na so­la­men­te la tra­ta­ban los ci­ru­ja­nos plás­ti­cos me­dian­te li­poas­pi­ra­ción, pe­ro aho­ra, es po­si­ble tra­tar­la tam­bién con pro­ce­di­mien­tos mí­ni­ma­men­te in­va­si­vos, lo que es real­men­te in­no­va­dor ya que re­em­pla­za­ría una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca”, ex­pli­có la es­pe­cia­lis­ta. Es­te tra­ta­mien­to só­lo pue­de rea­li­zar­se en pa­cien­tes que ten­gan muy po­ca la­xi­tud, es de­cir, que ten­gan ten­sa la piel de la pa­pa­da. De es­te mo­do, una vez di­suel­ta la gra­sa, la piel se re­tro­trae sin que­dar ‘col­gan­do’. “El nú­me­ro de apli­ca­cio­nes ne­ce­sa­rias de­pen­de­rá de la can­ti­dad de gra­sa a tra­tar, y se­gún in­for­ma­ron, ca­da se­sión du­ra apro­xi­ma­da­men­te vein­te mi­nu­tos”, de­ta­lla

la Dra. Flom.

Hi­gie­ne hi tech: es­ta in­no­va­ción es diez ve­ces más efec­ti­va que la lim­pie­za ma­nual de la piel del ros­tro, pe­ro igual de de­li­ca­da, de­ján­do­la sua­ve y ra­dian­te en tan só­lo un mi­nu­to. Ha­bla­mos del Fa­ce

Clean­sing ($ 559, Bellisima), que en un so­lo pa­so y con di­fe­ren­tes ac­ce­so­rios re­mue­ve ma­qui­lla­je, cé­lu­las muer­tas e im­pu­re­zas en la piel gra­cias a sus cer­das sua­ves co­mo la se­da y a su tec­no­lo­gía de mo­vi­mien­to do­ble (ro­ta­ción y vi­bra­ción). Per­mi­te au­men­tar la ab­sor­ción de las cre­mas fa­cia­les ya que me­jo­ra la mi­cro­cir­cu­la­ción.Ade­más, se pue­de usar en la du­cha –op­ti­mi­zan­do los tiem­pos­ya que es re­sis­ten­te al agua.

Shock de vi­ta­mi­na C: a par­tir de los 25 años, la con­cen­tra­ción de vi­ta­mi­na C en la piel se re­du­ce sig­ni ca­ti­va­men­te y co­mo con­se­cuen­cia, hay una dis­mi­nu­ción en la pro­duc­ción de co­lá­geno. Apa­re­cen las arru­gas y la fal­ta de lu­mi­no­si­dad. Por eso, la vi­ta­mi­na C es un ac­ti­vo fun­da­men­tal en los tra­ta­mien­tos an­ti-edad, ya que es­ti­mu­la la pro­duc­ción de co­lá­geno, es an­ti­oxi­dan­te y uni ca el tono de la piel. Ade­más, in­ves­ti­ga­cio­nes re­cien­tes de­mues­tran que el co­lá­geno pro­du­ci­do por el L-ascórbico –una pre­sen­ta­ción mo­le­cu­lar de la Vi­ta­mi­na C– es más hi­dro­xi­la­do, por lo que otor­ga ma­yor rme­za. Con lo cual, a los múl­ti­ples be­ne cios de la vi­ta­mi­na C tam­bién se su­ma el po­der a rman­te. La cre­ma

es­tá com­pues­ta por un 10% de Vi­ta­mi­na C pu­ra, sin in­to­le­ran­cias, bio­dis­po­ni­ble (pe­ne­tra fá­cil­men­te en la piel) y es­ta­ble, jun­to a un com­ple­jo an­ti­oxi­dan­te con vi­ta­mi­na E + pro-cis­teí­na que pro­lon­ga el ci­clo de vi­da de la Vi­ta­mi­na C en la piel y ac­túa en for­ma si­nér­gi­ca pa­ra com­ba­tir el es­trés oxi­da­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.