Horoscopo Ma­ya 2015/2016

El 26 de ju­lio fue el pri­mer día de es­te ci­clo Lunar que fi­na­li­za­rá el 24 de ju­lio de 2016. Ri­ge el Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co y se vie­ne un tiem­po de gran­des cam­bios in­ter­nos y ex­ter­nos pa­ra to­dos los ani­ma­les del má­gi­co cie­lo ma­ya

Mia - - REVELACIONES - Por Ga­briel Ru­gie­ro, El Bru­jo Ma­ya

os ma­yas crea­ron un ca­len­da­rio de 13 me­ses y 28 días ca­da uno. Ese pe­río­do de días es lo que tar­da la Lu­na en com­ple­tar sus cua­tro fa­ses y tre­ce de es­tos me­ses Lu­na­res es lo que com­ple­ta un año So­lar. Ca­da Mes Lunar lle­va­ba el nom­bre de un Ani­mal Tom­té­mi­co al que le ad­ju­di­ca­ban pro­pie­da­des má­gi­cas: los la­gar­tos po­dían ca­mu­flar­se con el me­dio am­bien­te co­mo un ca­ma­león, los ja­gua­res se mo­vían con ra­pi­dez y eran há­bi­les pa­ra ca­zar sus pre­sas, las tor­tu­gas eran sím­bo­lo de sa­bi­du­ría. Ca­da ani­mal te­nía un se­cre­to pa­ra re­ve­lar.

El Año Nue­vo Ma­ya co­men­zó el 26 de ju­lio y cul­mi­na el 24 de ju­lio de 2015, el 25 de ju­lio es un “Día Ver­de”, lla­ma­do Ua­yeb, de­di­ca­do a rea­li­zar ce­re­mo­nias an­ces­tra­les de pu­ri­fi­ca­ción. Es­te año es Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co en la On­da En­can­ta­da de la Ser­pien­te. Se­rá un ci­clo de trans­for­ma­cio­nes, en el que po­dre­mos ha­cer reali­dad nues­tros sue­ños. Pa­ra el Ma­go no hay im­po­si­bles, es­ta­rá en no­so­tros rea­li­zar el Don de la Ma­gia.

LU­NA DEL MURCIELARGO

(26 de ju­lio al 22 de agos­to)

Tzootz, el mur­cié­la­go noc­turno. Co­rres­pon­den­cia: Leo

El mur­cié­la­go na­ció con alas pa­ra vo­lar. Ama y ne­ce­si­ta su li­ber­tad. La no­che es su ho­ra má­gi­ca. Se adap­tan a la ciu­dad o el cam­po, los po­drás en­con­trar en las al­tu­ras de un edi­fi­cio o en la co­pa de un ár­bol y es­te es el se­cre­to de su fe­li­ci­dad, la ca­pa­ci­dad de re­si­lien­cia, que les per­mi­te caer y vol­ver a le­van­tar­se tan­tas ve­ces co­mo sea ne­ce­sa­rio has­ta lle­gar a la ci­ma de la vi­da.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: se­rá un buen año pa­ra los mur­cié­la­gos. De­ben pres­tar es­pe­cial aten­ción a los men­sa­jes que re­ci­ban en sue­ños, allí se les re­ve­la­rán los pa­sos que de­ben se­guir. Si em­pren­den un via­je, há­gan­lo por tie­rra o por ai­re, evi­ten el agua. Los me­ses cla­ves se­rán no­viem­bre y di­ciem­bre: opor­tu­ni­dad de ma­tri­mo­nio, en­con­trar pa­re­ja o fir­ma de con­tra­tos la­bo­ra­les. La pru­den­cia y el per­fil ba­jo se­rán tus alia­dos en el año del Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co. LU­NA DEL ALA­CRAN

(23 de agos­to al 19 de sep­tiem­bre)

Dzec, el escorpión. Co­rres­pon­den­cia: Virgo

Al­go que define a los ala­cra­nes es su po­der de ob­ser­va­ción. Son de man­te­ner su círcu­lo ín­ti­mo ce­rra­do, pre­fie­ren ca­li­dad a can­ti­dad y no es­tán con na­die por com-

pro­mi­so. Si un alacrán abre su co­ra­zón es por­que ver­da­de­ra­men­te es­tá enamo­ra­do. Son lea­les y exi­gen lo mis­mo, no so­por­tan la men­ti­ra ni la trai­ción. Si los de­frau­dan, ha­rán pro­bar de su pro­pia me­di­ci­na.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: es­te se­rá un año de gran­des avan­ces con la in­fluen­cia de Jú­pi­ter, el gran be­ne­fac­tor. La cla­ve es­ta­rá en la re­no­va­ción, sol­tar, re­ci­clar, em­pe­zar el año nue­vo trans­for­ma­dos, acep­tan­do nue­vos víncu­los, tra­ba­jos y opor­tu­ni­da­des. No se con­di­cio­nen con ex­pec­ta­ti­vas, de­jen­se sor­pren­der, sa­bien­do que lo que lle­gue, se­rá in­du­da­ble­men­te lo me­jor.

LU­NA DEL VE­NA­DO

(20 de sep­tiem­bre al 17 de oc­tu­bre)

Keh, el ve­na­do má­gi­co. Co­rres­pon­den­cia: Li­bra

La be­lle­za es­tá im­preg­na­da en su ADN co­mo un signo vi­tal. Son sua­ves, dan­za­ri­nas, frá­gi­les. La mu­jer ve­na­do de­be ser tra­ta­da con de­li­ca­de­za, la hie­ren las pa­la­bras fuer­tes, los to­nos de voz al­tos, las irrup­cio­nes agre­si­vas. Si la quie­ren ca­zar o ca­sar, de­ben acer­car­se des­pa­cio pa­ra no asus­tar­la e ir de a po­qui­to ga­nan­do su con­fian­za y co­ra­zón.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: se­rá un año de tor­men­tas y al­ti­ba­jos. El Ma­go Pla­ne­ta­rio Blan­co ten­drá al tro­te a los ve­na­dos, des­orien­tán­do­los: No ter­mi­na­rán de en­con­trar un nor­te, un lu­gar de per­te­nen­cia, don­de sen­tir­se có­mo­dos y echar raí­ces. Pe­ro los in­vi­ta­rá a pro­fun­di­zar en sus vi­das, a en­con­trar res­pues­tas, a sa­lir de su zo­na de co­mo­di­dad. Apren­di­za­jes.

LU­NA DEL LE­CHU­ZA

(18 de oc­tu­bre al 14 de no­viem­bre)

Moan, la le­chu­za. Co­rres­pon­den­cia: Li­bra-Escorpio

Son las bru­ji­tas del zo­día­co ma­ya, má­gi­cas, in­tui­ti­vas, co­mu­ni­ca­ti­vas, te­le­pá­ti­cas, sim­pá­ti­cas, siem­pre es­tán ro­dea­das de ami­gas y afec­tos. En el tra­ba­jo, mu­chas ve­ces de­ben ba­jar a la tie­rra sus ideas ge­nia­les pe­ro les cues­ta ma­te­ria­li­zar­las. En­fó­quen­se en sus pro­yec­tos y ten­gan per­se­ve­ran­cia.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: los me­ses de in­vierno se­rán me­jo­res que los de ve­rano, por lo que les con­vie­ne cam­biar de he­mis­fe­rio pa­ra es­ca­par­le al ca­lor y vi­vir en un eterno in­vierno. Mu­chos más se­re­nas y asen­ta­das es­te año que en an­te­rio­res, la cons­tan­te se­rá la ma­du­rez y el equi­li­brio emo­cio­nal. Es­to les per­mi­te acier­tos en las elec­cio­nes afec­ti­vas y buen tino a la ho­ra de con­du­cir el uni­ver­so la­bo­ral. Pros­pe­ri­dad.

LU­NA DEL PA­VO REAL

(15 de no­viem­bre al 12 de di­ciem­bre)

Kutz, el pá­ja­ro mul­ti­co­lor. Co­rres­pon­den­cia: Escorpio-Sagitario

Los pa­vos reales son las es­tre­llas del zo­día­co ma­ya y ellos lo sa­ben. Tie­nen un bri­llo, un au­ra es­pe­cial, lo­gran des­ta­car­se don­de es­tén. Pe­ro tam­bién es cier­to que des­pier­tan gran­des en­vi­dias y no to­do el mun­do so­por­ta que ten­gan tan­ta aten­ción. Por eso, de­ben apren­der a mo­de­rar su ener­gía y tra­tar de in­te­grar e igua­lar­se a to­dos los de­más.

Pre­dic­cio­nes 2015/16: los pa­vos reales de­be­rán con­tem­plar el trán­si­to de Sa­turno. El éxi­to pro­ven­drá de me­di­tar an­tes de ac­tuar, pen­sar an­tes de ha­blar. Así se aho­rra­rán mu­chos do­lo­res de ca­be­za es­te año. Por otra par­te, es un ex­ce­len­te mo­men­to pa­ra re­to­mar los es­tu­dios, ca­pa­ci­tar­se, ac­tua­li­zar el po­ten­cial y la pro­fe­sión, sem­bran­do se­mi­llas pa­ra el fu­tu­ro.

LU­NA DEL LA­GAR­TO

(13 de di­ciem­bre al 9 de enero)

Ki­bray, el la­gar­to. Co­rres­pon­den­cia: Sagitario-Capricornio

La mu­jer la­gar­to tie­ne al­go de si­re­na, mi­tad mu­jer, mi­tad ser mi­to­ló­gi­co. Por eso, la na­ti­va de es­te signo apren­dió a con­vi­vir en los dos mun­dos, es­tar en la tie­rra pe­ro no ser par­te de ella. Es cen­tra­da, na­ció adul­ta des­de ni­ña, lo que ha­ce que en su co­ra­zón se es­con­da una ni­ña que quie­re ju­gar, reír y que con­vi­ve con una fa­ce­ta un po­co in­fan­til. Es al­guien que va­le la pe­na co­no­cer. Pre­dic­cio­nes 2015/16: los la­gar­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.