Por Lic. M. Emi­lia Maz­zei

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN -

Exis­te un al­to des­co­no­ci­mien­to con res­pec­to a los ali­men­tos y be­bi­das que con­tie­nen so­dio. To­dos lo con­tie­nen na­tu­ral­men­te, pe­ro no sig­ni­fi­ca que sean ni bue­nos ni ma­los, el pro­ble­ma son los “ma­los há­bi­tos ali­men­ta­rios”, y so­bre ellos de­be­mos tra­ba­jar pa­ra que nues­tra co­mu­ni­dad es­té bien nu­tri­da y ale­ja­da de los fac­to­res de ries­go.

El so­dio es un mi­ne­ral muy im­por­tan­te pa­ra nues­tro cuer­po ya que man­tie­ne el ba­lan­ce de los lí­qui­dos den­tro y fue­ra de las cé­lu­las. La can­ti­dad que ne­ce­si­ta­mos es muy pe­que­ña: 200 mi­li­gra­mos por día. Sin em­bar­go, en nues­tro país se con­su­men en­tre 3.000 y 6.000, ca­si 25 ve­ces más de lo ne­ce­sa­rio pa­ra vi­vir.

El 77% del so­dio que con­su­mi­mos es a tra­vés de los ali­men­tos y be­bi­das. Es por eso que de­be­mos es­tar aten­tos a la can­ti­dad que se in­di­ca en las eti­que­tas, pa­ra no su­pe­rar las can­ti­da­des re­co­men­da­das. Por ejem­plo: una me­dia­lu­na 200 mg, un tro­zo de que­so fres­co cre­mo­so 275 mg y una ham­bur­gue­sa 690 mg. In­clu­so el agua, el prin­ci­pal cons­ti­tu­yen­te de nues­tro cuer­po, tie­ne so­dio.

Exis­ten den­tro de las aguas em­bo­te­lla­das dos gru­pos: las que tie­nen al­to y las de ba­jo con­te­ni­do de so­dio. Si nos re­mi­ti­mos a los dos li­tros que son re­co­men­da­dos in­cor­po­rar por día pa­ra lo­grar una hi­dra­ta­ción ade­cua­da, es im­por­tan­te des­ta­car que el apor­te de las aguas de al­to con­te­ni­do de so­dio pa­ra di­cho con­su­mo po­dría al­can­zar los 256 mg por día, mien­tras que el de las ba­jas en so­dio al­can­za­ría 20 mg por día.

La co­mu­ni­dad sue­le re­sis­tir­se a res­trin­gir el so­dio en su plan de ali­men­ta­ción, en ma­yor me­di­da por­que no sa­ben que es po­si­ble re­sal­tar el sa­bor pro­pio del ali­men­to y sa­bo­ri­zar aque­llos que lo ne­ce­si­tan sin apor­tar so­dio, ade­más de po­der sus­ti­tuir por otros que pre­sen­tan un me­nor con­te­ni­do del mi­ne­ral. Pa­ra que una ali­men­ta­ción sea ba­lan­cea­da de­be es­tar for­ma­da por los 5 gru­pos bá­si­cos de ali­men­tos (al­mi­do­nes, ver­du­ras y fru­tas, pro­teí­nas car­nes, que­sos y hue­vo, lácteos y sus­tan­cias gra­sas), re­sul­tan­do in­dis­pen­sa­ble el con­su­mo de apro­xi­ma­da­men­te 2 li­tros de agua por día. Se re­co­mien­da que tan­to los ali­men­tos co­mo las be­bi­das sean va­ria­dos, ba­jos en sal, ba­jos en gra­sas sa­tu­ra­das y co­les­te­rol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.