PA­RA APREN­DER

Mia - - BIENESTAR -

Si que­rés sa­ber más so­bre el té, agen­da­te es­ta ac­ti­vi­dad que guia­rá la Dra. Ga­brie­la Paz:

con me­di­ta­ción y de­gus­ta­ción, co­no­ci­mien­tos bá­si­cos, con­cep­to de sa­lud y es­pi­ri­tua­li­dad. Se­rá el sá­ba­do 26 de sep­tiem­bre, de 17 a 19 ho­ras. Co­mo los cupos son li­mi­ta­dos, ins­cri­bi­te cuan­to an­tes por mail a doc­to­ra­paz@gmail.com o te­le­fó­ni­ca­men­te al (011) 4568 1262 o (011 )15 4030 7848. per­fec­to pa­ra acom­pa­ñar las ho­ras de es­tu­dio o leer un li­bro de sa­bi­du­ría.

Es ideal pa­ra acom­pa­ñar die­tas sa­lu­da­bles.

Las ho­jas o he­bras que que­dan des­pués de las in­fu­sio­nes son fer­ti­li­zan­tes pa­ra las plan­tas. Té oo­long Pa­ra pre­pa­rar­lo, el agua de­be es­tar a una tem­pe­ra­tu­ra de 85º y se de­ja in­fu­sio­nar du­ran­te 3 mi­nu­tos. Es tan es­pe­cial que se pue­de in­fu­sio­nar por lo me­nos tres ve­ces con las mis­mas he­bras. El me­jor re­ci­pien­te es una te­te­ra es­pe­cial pa­ra es­te té y se be­be en cuen­cos muy pe­que­ños, ob­ser­van­do su co­lor li­ge­ra­men­te anaran­ja­do, in­clu­so des­pués ha­ber he­cho va­rias in­fu­sio­nes con las mis­mas he­bras. Hay que be­ber­lo de a pe­que­ños sor­bos, Há­bi­tos sa­lu­da­bles

Es una va­rie­dad ideal pa­ra ha­cer una ce­re­mo­nia es­pi­ri­tual y cul­ti­var el va­lor de la pa­cien­cia.

Se pue­de apro­ve­char en las plan­tas co­mo fer­ti­li­zan­te. Té ne­gro Es­te té ha te­ni­do una gran acep­ta­ción so­bre to­do en In­gla­te­rra. Se de­ben ele­gir he­bras de ca­li­dad: paí­ses co­mo Sri Lan­ka, In­dia, Chi­na, Ne­pal y Ar­gen­ti­na pro­du­cen ex­ce­len­tes tés ne­gros. Pa­ra pre­pa­rar­lo, co­lo­car en la te­te­ra una cu­cha­ra­di­ta de té en he­bras por per­so­na, en agua a 90 o má­xi­mo 95º, de­jar­lo in­fu­sio­nar has­ta 3 mi­nu­tos co­mo má­xi­mo. El me­jor re­ci­pien­te pa­ra pre­pa­rar­lo es una te­te­ra de por­ce­la­na o de ce­rá­mi­ca que sea ele­gan­te y be­lla y, pa­ra be­ber­lo, una ta­za de por­ce­la­na. Há­bi­tos sa­lu­da­bles

Es el té más con­su­mi­do en Oc­ci­den­te y al­gu­nas per­so­nas lo re­la­cio­nan a es­ta­dos de en­fer­me­dad y era una ha­bi­tual prác­ti­ca de las abue­las pa­ra re­cu­pe­rar la sa­lud.

Es per­fec­to pa­ra com­par­tir, con ami­gas, por ejem­plo.

Re­vi­ta­li­za y pre­dis­po­ne por­que ac­ti­va la ener­gía y la vi­ta­li­dad.

El li­cor del té ne­gro sir­ve co­mo an­ti­sép­ti­co pa­ra en­jua­gues bu­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.