Que en­se­ñan

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN - *Pe­da­go­ga (www.so­lohi­jos.com)

CPor Ele­na Ro­ger Ga­mir* uan­do un hi­jo ha­ce una pre­gun­ta, los pa­dres de­ben con­tes­tar­se otra pre­gun­ta a sí mis­mos an­tes de con­tes­tar: ¿quie­ro ayu­dar a que mi hi­jo re­suel­va su pro­ble­ma o quie­ro desa­rro­llar en él los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra que lo re­suel­va por sí mis­mo?

Si so­lo quie­ro ayu­dar­lo a que re­suel­va su pro­ble­ma, me li­mi­ta­ré a ex­pli­car­le el pro­ble­ma o la du­da de la ma­ne­ra más pe­da­gó­gi­ca po­si­ble. Me adap­ta­ré a su ni­vel ma­du­ra­ti­vo y lo ayu­da­ré a que eli­ja la me­jor so­lu­ción, aque­lla que tie­ne más po­si­bi­li­da­des de te­ner éxi­to.

En cam­bio, si el ob­je­ti­vo es dar­le re­cur­sos cog­ni­ti­vos y desa­rro­llar su pen­sa­mien­to crí­ti­co, de­be­ré me­diar con él pa­ra que con­clu­ya por sí mis­mo cuál es el ver­da­de­ro pro­ble­ma y las po­si­bles al­ter­na­ti­vas. Pa­ra eso, lo ayu­da­ré con pre­gun­tas es­tra­té­gi­cas, que lo ha­rán pen­sar de di­fe­ren­tes for­mas

Es­tas pue­den ser al­gu­nas pre­gun­tas en res­pues­ta a las pre­gun­tas de un hi­jo: ¿Qué sen­tis­te cuan­do…? ¿Por qué de­cís que…? ¿Qué que­rés de­cir exac­ta­men­te? ¿Có­mo sa­bés que hay que ha­cer es­to? ¿De dón­de sa­cas­te la in­for­ma­ción? ¿Pue­de ha­ber otra res­pues­ta? ¿Por qué? ¿Qué pen­sás que es­tá su­ce­dien­do? ¿Qué te ha­ce pen­sar eso? ¿Cuál creés que es el pro­ble­ma? ¿Qué creés que pa­sa­ría si…? ¿Qué hu­bie­ra pa­sa­do si…? Si ha­go es­to, ¿qué va a ocu­rrir? ¿Có­mo ima­gi­nás ter­mi­na­rá el asun­to? ¿Cuál se­ría la po­si­ción con­tra­ria a es­ta si­tua­ción? ¿Qué es­tás bus­can­do? Ca­da día, en familia, te­ne­mos in­fi­ni­tas opor­tu­ni­da­des pa­ra tras­for­mar un pro­ble­ma, una du­da o un co­men­ta­rio en una ex­pe­rien­cia de apren­di­za­je pa­ra no­so­tros y nues­tros hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.