La le­che ma­ter­na Por el Dr. Die­go Mon­tes de Oca, Pe­dia­tra

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN -

La ali­men­ta­ción del be­bé cum­ple un rol fun­da­men­tal a la ho­ra de es­ti­mu­lar su po­ten­cial y sin­gu­la­ri­dad des­de el pri­mer día de vi­da.Ade­más, es de su­ma im­por­tan­cia pa­ra lo­grar un cre­ci­mien­to sano y fuer­te.

La ca­pa­ci­dad del ni­ño pa­ra ex­plo­rar sus ju­gue­tes, bai­lar al com­pás de la mú­si­ca, re­co­no­cer la voz de su ma­má y sa­lu­dar con una mano de­pen­de, no só­lo de los es­tí­mu­los re­ci­bi­dos du­ran­te sus pri­me­ros años, sino tam­bién de la ali­men­ta­ción re­ci­bi­da. Apren­der, mo­ver­se, co­mu­ni­car­se y ex­pre­sar sus sen­ti­mien­tos –ha­bi­li­da­des que van cam­bian­do en ca­da eta­pa de la vi­da – ha­cen a su desa­rro­llo men­tal y, que és­te sea ade­cua­do, le per­mi­ti­rá ge­ne­rar sus pro­pios re­cur­sos.

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­da ali­men­tar a los be­bés con le­che ma­ter­na ex­clu­si­va­men­te du­ran­te los pri­me­ros seis me­ses de vi­da pa­ra ase­gu­rar su cre­ci­mien­to, desa­rro­llo y sa­lud. Lue­go, con­ti­nuar­la por el ma­yor tiem­po po­si­bles, aun­que ya se le ha­yan in­tro­du­ci­do otros ali­men­tos a la die­ta.

La le­che ma­ter­na con­tie­ne, en­tre otros nu­trien­tes, DHA y ARA, áci­dos gra­sos esen­cia­les que ayu­dan a las neu­ro­nas a cre­cer en co­ne­xio­nes, es­ti­mu­lan el desa­rro­llo cog­ni­ti­vo y vi­sual y re­fuer­zan el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co del be­bé, a la vez que es­ta­ble­cen las ba­ses pa­ra las ha­bi­li­da­des y ca­pa­ci­da­des fu­tu­ras.

En ca­so de no po­der ama­man­tar, se de­be­rá con­sul­tar al pe­dia­tra la elec­ción de la fór­mu­la de le­che que to­ma­rá. La le­che de va­ca no es ade­cua­da pa­ra los ni­ños en sus pri­me­ras eta­pas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.