A LA CO­CI­NA PA­RA FES­TE­JAR

Mia - - COCINA - Por Pa­blo de la Igle­sia, coau­tor de los li­bros “Pues­ta a pun­to” (Urano) y “Es­ti­mu­la tu in­mu­ni­dad na­tu­ral” (Ke­pler) (www.pa­blo­de­lai.blogs­pot.com)

Ma­yo­ne­sa ve­ga­na o ve­ga­ne­sa

In­gre­dien­tes: 1/4 ta­za de le­che de al­men­dras u otra le­che ve­ge­tal sin azú­car. 1/2 ta­za de acei­te de oli­va vir­gen 1/4 de cu­cha­ra­di­ta de sal ma­ri­na o del Hi­ma­la­ya 1 piz­ca de cúr­cu­ma 1 dien­te de ajo 1 cu­cha­ra­da de ju­go de limón Li­cuar to­dos los in­gre­dien­tes jun­tos has­ta que emul­sio­ne. Si es ne­ce­sa­rio, se pue­de agre­gar acei­te o limón has­ta que la emul­sión que­de per­fec­ta.

En­sa­la­da con va­ria­cio­nes Mez­clá abun­dan­tes ve­ge­ta­les cru­dos y da­le un to­que maes­tro con es­te ade­re­zo de nuez: po­né a ac­ti­var una ta­za de ca­fé de nue­ces (la­va­las y de­ja­las unas ho­ras en re­mo­jo), co­lá y mez­clá con el ju­go de me­dio limón, un po­qui­to de agua co­mo pa­ra cu­brir las nue­ces en la li­cua­do­ra has­ta la mi­tad de su vo­lu­men, una piz­ca de cúr­cu­ma o jen­gi­bre, otra de pi­men­tón dul­ce, sal ma­ri­na o del Hi­ma­la­ya a gus­to, un cho­rri­to de acei­te y pro­ce­sá un par de mi­nu­tos has­ta que ho­mo­ge­nei­ce. Po­dés es­pe­sar con le­va­du­ra de cer­ve­za die­té­ti­ca o ali­ge­rar con agua o acei­te.

Hum­mus ¡Un clá­si­co sú­per sano! Ideal pa­ra pre­pa­rar con an­ti­ci­pa­ción por­que con un re­po­so de 24 a 36 ho­ras se po­ne mu­cho más ri­co. Po­nés en la me­sa pa­ra un­tar un pan in­te­gral, ga­lle­tas de arroz, una pita ára­be sin glu­ten o un pan co­mún (tam­po­co es ne­ce­sa­rio vol­ver­se fa­ná­ti­cos, me­jor abrir el jue­go y brin­dar op­cio­nes).

In­gre­dien­tes: 600 gra­mos de gar­ban­zos co­ci­dos 2 dien­tes de ajo ju­go de 1 limón sal ma­ri­na o del Hi­ma­la­ya, a gus­to 1/4 de ta­za de acei­te de oli­va vir­gen 1 cu­cha­ra­di­ta de se­mi­llas de sé­sa­mo pe­re­jil pi­ca­do pi­men­tón dul­ce acei­tu­nas des­ca­ro­za­das y pi­ca­das Pro­ce­sar los gar­ban­zos con los ajos, el ju­go de limón, la sal, el acei­te y las se­mi­llas de sé­sa­mo has­ta ob­te­ner una cre­ma. Ser­vir es­pol­vo­rea­do con pe­re­jil pi­ca­do y pi­men­tón dul­ce y de­co­rar con las acei­tu­nas. Su­ma­le otro clá­si­co: ta­bu­lé con tri­go bur­gol. Si lo que­rés sin glu­ten, lu­ci­te con qui­noa. O una en­sa­la­da de ar­ve­jas ver­des, cham­pi­ño­nes y ce­bo­lla. ¡Após­ta­le a las bo­li­tas de co­co! Ade­más de gus­tar­le a to­do el mun­do, son sen­ci­llí­si­mas de pre­pa­rar y no hay que co­ci­nar, que pa­ra las fies­tas, a pleno ca­lor, no es un da­to me­nor.

Bo­li­tas de co­co

In­gre­dien­tes: 150 g de dá­ti­les des­ca­ro­za­dos 30 g de al­men­dras, nue­ces, cas­ta­ñas de Ca­jú o ave­lla­nas 75 g de co­co ra­lla­do 1 cu­cha­ra­di­ta de ex­trac­to de vai­ni­lla (op­cio­nal) 1 cu­cha­ra­da de agua de co­co o co­mún 2 cu­cha­ra­das de si­ro­pe de ága­ve o miel Se­pa­rar 20 g de co­co y po­ner el res­to de los in­gre­dien­tes en la li­cua­do­ra. Pro­ce­sar has­ta ob­te­ner una mez­cla ho­mo­gé­nea. Po­ner la ma­sa en el con­ge­la­dor unos 15 mi­nu­tos pa­ra que sea más fá­cil su ma­ni­pu­la­ción. Ar­mar las bo­li­tas con las ma­nos, lle­var­las otros 20 mi­nu­tos al con­ge­la­dor y, lue­go, re­bo­zar con co­co.

He­la­do de cho­co­la­te ¡Na­da más sim­ple!: con­ge­lá 2 ba­na­nas ma­du­ras du­ran­te unas 10 o 12 ho­ras y sa­ca­las unos 15 mi­nu­tos an­tes del mo­men­to de la pre­pa­ra­ción pa­ra que no es­tén tan du­ras. Po­ne­las en la li­cua­do­ra con el mí­ni­mo de agua -o una le­che ve­ge­tal bien es­pe­si­ta- y agre­gá una cu­cha­ra­da de ca­cao amar­go. Si es ne­ce­sa­rio, po­né un po­qui­to de miel, azú­car mas­ca­bo o ste­via. Ser­vi­lo con una lu­via de nue­ces pi­ca­di­tas, co­co o am­bos. El he­la­do ela­bo­ra­do con es­ta téc­ni­ca pue­de va­riar su sa­bor y con­sis­ten­cia se­gún el gus­to y la crea­ti­vi­dad: se pue­de mez­clar pal­ta y ba­na­na o con arán­da­nos, fru­ti­llas, ki­wis, tam­bién agre­gar­le tro­ci­tos de cho­co­la­te. Por Pa­blo de la Igle­sia*

¿Car­ne, po­llo, pes­ca­do?

Mu­chas per­so­nas es­tán to­man­do cons­cien­cia que en nues­tro país se co­me mu­cha car­ne ro­ja, al­gu­nas se in­cli­nan por pa­sar­se a die­tas ve­ge­ta­ria­nas y otras a re­du­cir el con­su­mo. ¡Las dos co­sas es­tán bien! Ca­da uno con sus tiem­pos, sus gus­tos y su es­ti­lo.

El po­llo ya no es un ali­men­to tan sano co­mo cuan­do los ex­per­tos de­cían "cam­biá pri­me­ro la car­ne ro­ja por el po­llo y, po­co a po­co, ve con­cen­trán­do­te en el pes­ca­do”. La ma­yo­ría del po­llo que con­su­mi­mos es de cria­de­ro in­dus­trial y, por en­de, es una car­ne muy po­bre en nu­trien­tes, con ma­yor can­ti­dad de tó­xi­cos que tam­bién con­su­mi­mos. Por eso, yo pre­fie­ro una die­ta ve­ge­ta­ria­na, car­nes ro­jas o pes­ca­do de mar, que tam­po­co de­be ser de pis­ci­fac­to­ría.

Por ejem­plo, una en­sa­la­da Cé­sar es una guarnición que va con to­do y siem­pre que­da bien: le­chu­ga ro­ma­na, unos ajos pi­ca­di­tos, una o dos cu­cha­ra­di­tas de se­mi­llas de mos­ta­za, ju­go de limón y unas go­ti­tas de una bue­na sal­sa in­gle­sa. Po­de­mos agre­gar­le pe­chu­ga de po­llo o que­so, pe­ro tam­bién le da­ría­mos un to­que exó­ti­co si le in­cor­po­ra­mos to­fu. Pa­ra ade­re­zar, una re­gia ma­yo­ne­sa ve­ga­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.