BUE­NAS ME­DI­DAS

Mia - - SALUD -

Al­gu­nos con­se­jos pa­ra com­ba­tir los sín­to­mas de la re­sa­ca:

Be­ber ju­gos de fru­tas que ayu­dan a re­po­ner las vi­ta­mi­nas per­di­das por la in­ges­ta de al­cohol.

Co­mer ali­men­tos sua­ves que no irri­ten la mu­co­sa gás­tri­ca; pre­fe­ren­te­men­te dul­ces. Tam­bién le­gum­bres, ce­rea­les, fru­tos se­cos, le­che y car­ne. Pro­cu­rar dor­mir más tiem­po del que se ha­ce ha­bi­tual­men­te. Si es mu­jer y con­su­me píl­do­ras an­ti­con­cep­ti­vas, es re­co­men­da­ble in­cor­po­rar un suplemento de mag­ne­sio, que pue­de ser far­ma­co­ló­gi­co o na­tu­ral como un pu­ña­do de fru­tos se­cos. Es nor­mal que a ellas les du­re más tiem­po la re­sa­ca.

Al­gu­nos sín­to­mas, como el do­lor de ca­be­za, se pue­den com­ba­tir a tra­vés de la in­ges­ta de un anal­gé­si­co.Tam­bién ayu­da in­ge­rir be­bi­das con al­to con­te­ni­do de elec­tro­li­tos, vi­ta­mi­nas y minerales pa­ra ayu­dar a rehi­dra­tar el or­ga­nis­mo.

Tan­to pa­ra ali­viar los sín­to­mas como pa­ra pre­ve­nir la re­sa­ca, se re­co­mien­da con­su­mir al­gún pro­tec­tor he­pá­ti­co an­ti­oxi­dan­te por vía oral, como el áci­do tióc­ti­co, en do­sis de 50 mg. De to­das ma­ne­ras, el me­jor mé­to­do pa­ra pre­ve­nir la re­sa­ca es no be­ber al­cohol o ha­cer­lo con mo­de­ra­ción.Y si va a ha­cer­lo, pro­cu­re nun­ca in­ge­rir­lo con el es­tó­ma­go va­cío e in­ten­te in­ter­ca­lar be­bi­das sin al­cohol en­tre co­pa y co­pa, in­clu­so agua.Tam­bién se re­co­mien­da co­mer abun­dan­te­men­te an­tes de be­ber y evi­tar snacks y ta­peos sa­la­dos, de­bi­do a que pro­du­cen una ma­yor sen­sa­ción de sed. las vi­ta­mi­nas B1, B6 y B12 en con­su­mi­do­res cró­ni­cos. Es­tas vi­ta­mi­nas son usa­das por al­gu­nas en­zi­mas del sis­te­ma ner­vio­so. La vi­ta­mi­na B6 só­lo es útil a gran­des do­sis y ad­mi­nis­tra­do vía in­tra­mus­cu­lar (in­yec­ción) en ca­sos de re­sa­cas gra­ves por su efec­to an­ti­neu­rí­ti­co (ali­via el do­lor o in­fla­ma­ción en ter­mi­na­cio­nes ner­vio­sas) y pue­de con­tri­buir a dis­mi­nuir al­gu­nos sín­to­mas, pe­ro no com­ba­te a la re­sa­ca en ge­ne­ral.

FAL­SO. Se cree equi­vo­ca­da­men­te que mo­jar­se o co­lo­car­se pre­sas em­be­bi­das en agua bien fría en la ca­be­za, en las mu­ñe­cas y/o en los ge­ni­ta­les ayu­da a re­cu­pe­rar­se de la re­sa­ca, pe­ro ello es­tá le­jos de ser lo me­jor. El al­cohol es un de­pre­sor del sis­te­ma ner­vio­so y

FAL­SO. Las dro­gas no es­tán re­co­men­da­das en nin­gu­na cir­cuns­tan­cia. Es cier­to que exis­ten dro­gas in­mu­no­de­pre­so­ras que po­drían ayu­dar a mi­ti­gar la re­sa­ca, aun­que tam­bién es fac­ti­ble que re­duz­can la per­cep­ción de sus efec­tos pe­ro a un cos­to fi­sio­ló­gi­co muy al­to y que no va­le la pe­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.