To­do lo que hay pa­ra ver

Mia - - SUMARIO - Sue­ños vo­lan­do crea­do­ra, di­rec­to­ra ge­ne­ral y acró­ba­ta de “Cir­co del Ai­re”

-¿Có­mo na­ce la vo­ca­ción por ser artista de cir­co? -Des­de lo cor­po­ral, ge­ne­ra­do en la bús­que­da de un mo­do de ex­pre­sión que ten­ga que ver con el mo­vi­mien­to .Así es como apa­re­cen en mi vi­da las téc­ni­cas de acro­ba­cia aé­rea del cir­co. Tam­bién, hay al­go de utó­pi­co, es fas­ci­nan­te la po­si­bi­li­dad de crear una reali­dad don­de to­do pue­de lle­gar a ser a tra­vés de lo im­po­si­ble que son las des­tre­zas cir­cen­ses y, fi­nal­men­te, es­tá bue­ní­si­mo te­ner un es­pa­cio de lu­cha des­de don­de pul­so por cons­truir un mun­do más ale­gre jus­to y ge­ne­ro­so.

- ¿De qué se tra­ta es­te es­pec­tácu­lo? -Es oní­ri­co, al­go en don­de, apa­ren­te­men­te, no pa­sa na­da y pa­sa to­do. Es un cir­co os­cu­ro, ob­via­men­te, sin ani­ma­les, don­de lo fan­tás­ti­co co­bra sen­ti­do. Es­tá col­ma­do de imá­ge­nes y sor­pre­sas, hay mú­si­ca en vi­vo, acró­ba­tas que son gran­des in­tér­pre­tes; un ma­la­ba­ris­ta que es un ge­nio.To­do se en­tre­mez­cla con la in­ter­ven­ción de una gran pa­ya­sa que ha­ce que el pú­bli­co se ma­te de ri­sa. Ade­más, es­te año ac­túa In­daia, una jo­ven acró­ba­ta de 5 años que na­ció en el cir­co y da sus pri­me­ros pa­sos tra­ba­jan­do en es­ce­na. Es­ta tem­po­ra­da el es­pec­tácu­lo tie­ne un con­tex­to fa­mi­liar aun­que so­mos una fa­mi­lia bas­tan­te es­pe­cial.

-¿Cuán­tos años lle­va en Vi­lla Ge­sell es­te es­pec­tácu­lo? -Es la no­ve­na tem­po­ra­da con­se­cu­ti­va y aun no lo pue­do creer.

-¿Cuál es tu fun­ción en es­ce­na? -Soy la tra­pe­cis­ta y acró­ba­ta aé­rea, me pa­ro ha­cien­do equi­li­brio en lo más al­to de la es­truc­tu­ra de 9 me­tros y des­de ahí sua­ve­men­te des­cien­do has­ta el tra­pe­cio don­de vue­lo y me sien­to fe­liz. Tam­bién cum­plo la fun­ción de di­rec­to­ra ge­ne­ral de es­te ma­ra­vi­llo­so pro­yec­to.

- ¿Qué es lo me­jor que tie­ne tu cir­co pa­ra el pú­bli­co? -Más allá de su ca­li­dad, se desa­rro­lla en un con­tex­to úni­co. El cir­co es­tá si­tua­do en la en­tra­da de un pe­que­ño bos­que en Vi­lla Ge­sell , tra­ba­ja­mos al ai­re li­bre y to­da la pues­ta en

es­ce­na es en­tre ár­bo­les gi­gan­tes y la lu­na, que siem­pre es­tá pre­sen­te. Ade­más de ser una ex­pe­rien­cia bue­ní­si­ma, es muy her­mo­so dis­fru­tar­lo en un lu­gar tan es­pe­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.