Ho­te­les so­bre rie­les

Arran­can en Ja­pón es­tos nue­vos tre­nes, que in­clu­yen sui­tes y bal­co­nes, es­tán de­co­ra­dos a to­do lu­jo tie­nen pre­cios de mo­de­ra­dos a sú­per al­tos

Mia - - SUMARIO -

Los fa­ná­ti­cos de los tre­nes, de­be­rían con­si­de­rar ha­cer un via­je por el in­te­rior de Ja­pón. El fe­rro­ca­rril, y so­bre to­do los tre­nes de al­ta ve­lo­ci­dad Shin­kan­sen, son el me­dio de trans­por­te más có­mo­do y aho­ra in­clu­so tie­nen mu­cho que ofre­cer: las com­pa­ñías East Ja­pan Rail­way (JR East) y West Ja­pan Rail­way (JR West) los in­vi­tan a co­no­cer su ho­tel so­bre rue­das.

"Que­re­mos que los pa­sa­je­ros vean la be­lle­za de Ja­pón y sus atrac­cio­nes. El di­se­ño in­te­rior de los tre­nes es ele­gan­te y tam­bién de­be­ría re­cor­dar los bue­nos vie­jos tiem­pos", ex­pli­ca Yos­hihi­sa Tsu­ji­mo­to, por­ta­voz de JR West al re­fe­rir­se al Twi­light Ex­press Mi­zu­ka­ze.

Los diez va­go­nes de es­te tren so­lo po­seen ca­pa­ci­dad pa­ra 30 pa­sa­je­ros. En la sui­te de lu­jo, tie­nen pa­ra sí to­do un va­gón con dor­mi­to­rio, sa­lón, co­me­dor, baño y un bal­cón pri­va­do. Tam­bién hay com­par­ti­men­tos in­di­vi­dua­les y do­bles. En reali­dad, pa­re­ce ser un ho­tel nor­mal, apar­te del he­cho de que se tra­te de uno so­bre rie­les que se des­pla­za por el pai­sa­je. En ca­da ex­tre­mo del tren, hay mi­ra­do­res con so­fás y enor­mes ven­ta­nas pa­ra dis­fru­tar de las vis­tas.

El pri­mer tren ho­tel se pon­drá en mar­cha el pró­xi­mo17 de ju­nio. Los pa­sa­je­ros pue­den ele­gir en­tre cua­tro rutas con una so­la per­noc­ta­ción o un via­je al­re­de­dor del país con tres per­noc­ta­cio­nes. Los pre­cios van des­de 270.000 yen (unos 2.200 eu­ros o 2.300 dó­la­res) has­ta 1,25 mi­llo­nes de yen (10.000 eu­ros/10.500 dó­la­res) pa­ra la sui­te de lu­jo.

JR East es­tá ac­tual­men­te lan­zan­do sus pro­pios via­jes de ga­ma al­ta con el Shi­ki-Shi­ma, un tren de lu­jo, de diez va­go­nes, pa­ra 34 pa­sa­je­ros y no ha ahorrado na­da en tér­mi­nos de lu­jo. Las sui­tes cuen­tan con ba­ños de ma­de­ra de ci­prés y un ho­ri­go­tat­su, un ca­len­ta­dor de pies in­te­gra­do en el sue­lo de­ba­jo de la me­sa. El via­je más ca­ro es una es­tan­cia de tres no­ches, en una sui­te pa­ra dos, por 950.000 yen por per­so­na (unos 8.000 eu­ros u 8.350 dó­la­res).

Los ele­va­dos pre­cios no pa­re­cen ahu­yen­tar a los in­tere­sa­dos: JR East ya ha re­ci­bi­do un alu­vión de re­ser­vas, al­go que no de­be ser mo­ti­vo de mu­cha sor­pre­sa en un país que se pre­cia de ser la ter­ce­ra eco­no­mía mun­dial.

A pe­sar de lar­gos años de de­fla­ción, re­ce­sión y el rá­pi­do en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, Ja­pón si­gue sien­do un país ri­co. Es­pe­cial­men­te la ge­ne­ra­ción ma­yor es­tá bien si­tua­da por­que mu­chos tie­nen cuan­tio­sos ahorros y son pre­ci­sa­men­te es­tos pen­sio­nis­tas los que for­man la prin­ci­pal clien­te­la de los via­jes en tre­nes de gran lu­jo.

JR East ha­bía pla­nea­do in­ver­tir unos

5.000 mi­llo­nes de yen en el nue­vo tren Shi­ki-Shi­ma pe­ro aca­bó gas­tan­do más di­ne­ro, aun­que la com­pa­ñía se ha ne­ga­do a de­cir cuán­to. Sin em­bar­go, no ha­bría in­ver­ti­do en es­te ti­po de tre­nes es­can­da­lo­sa­men­te ca­ros y ex­tra­va­gan­tes si no hu­bie­ra pre­vis­to enor­mes be­ne­fi­cios.

Las zo­nas ru­ra­les de Ja­pón tam­bién es­pe­ran que los nue­vos tre­nes apor­ten más in­gre­sos. Ellas han su­fri­do por el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción y la mi­gra­ción de los jó­ve­nes ha­cia las gran­des ciu­da­des. "Que­re­mos des­en­te­rrar la be­lle­za no des­cu­bier­ta (de Ja­pón) e in­su­flar nue­va vi­da a es­tas re­gio­nes", di­ce Ke­ni­chi Ko­ga, por­ta­voz de JR East.

El tu­ris­mo ex­tran­je­ro en Ja­pón es­tá vi­vien­do un au­ge, al­go que se­gu­ra- men­te no se les ha es­ca­pa­do a las com­pa­ñías de fe­rro­ca­rri­les. Las pre­vi­sio­nes apun­tan a que el nú­me­ro de tu­ris­tas ex­tran­je­ros que vi­si­tan ca­da año a Ja­pón se du­pli­que has­ta 40 mi­llo­nes pa­ra el año 2020, cuan­do se ce­le­bra­rán en To­kio los Jue­gos Olím­pi­cos. Pa­ra quie­nes quie­ran ver el país des­de el con­fort de un va­gón de lu­jo, los ho­te­les so­bre rue­das es­ta­rán es­pe­rán­do­los en la es­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.