JAR­DÍN. La fal­ta de luz so­lar

La fal­ta de luz so­lar en al­gu­nas zo­nas del jar­dín crea sec­to­res don­de las plan­tas cre­cen en for­ma des­pa­re­ja.Te ayu­da­mos a ele­gir las es­pe­cies más con­ve­nien­tes

Mia - - SUMARIO -

Aun­que es ha­bi­tual que edi­fi­cios y ca­sas de más de una plan­ta les den som­bra a las su­per­fi­cies con cés­ped, son los ár­bo­les los que ge­ne­ran ma­yo­res pro­ble­mas con la luz so­lar en jar­di­nes y par­ques. El cés­ped, co­mo la ma­yo­ría de las plan­tas, ne­ce­si­ta de la luz pa­ra con­ver­tir la ener­gía lu­mí­ni­ca en ener­gía pa­ra el cre­ci­mien­to y el desa­rro­llo. O sea, si una plan­ta de pas­to no re­ci­be la su­fi­cien­te luz so­lar pa­ra pro­du­cir su “ali­men­to” (car­bohi­dra­tos), se ve­rá re­du­ci­do su vi­gor y cre­ci­mien­to.

Por otra par­te, los ár­bo­les no só­lo afec­tan a las su­per­fi­cies cu­bier­tas por cés­ped pri­ván­do­las de luz, sino que tam­bién pro­du­cen raí­ces su­per­fi­cia­les que com­pi­ten por la cap­ta­ción de nu­trien­tes y agua. En al­gún mo­men­to, es­ta com­pe­ten­cia in­hi­be el cre­ci­mien­to del cés­ped y se hace muy di­fí­cil man­te­ner la car­pe­ta en un es­ta­do de al­ta ca­li­dad.

Tam­bién se li­mi­ta el apro­ve­cha­mien­to del agua de llu­via de­ba­jo de las co­pas de los ár­bo­les has­ta lle­gar a pro­du­cir si­tua­cio­nes de es­trés hí­dri­co pa­ra al­gu­nas es­pe­cies.

Es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta que no to­das las es­pe­cies que se usan pa­ra cés­ped sue­len te­ner las mis­mas cua­li­da­des de re­sis­ten­cia en si­tua­cio­nes de som­bra, por lo que si se ne­ce­si­ta ar­mar un jar­dín ba­jo es­tas con­di­cio­nes, se de­ben ele­gir las más es­pe­cí­fi­cas y cul­ti­var­las. Al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes:

✖ La más to­le­ran­te es la fes­tu­ca ru­bra y en se­gun­do lu­gar, la fes­tu­ca arun­di­na­cea. La ru­bra su­fre un po­co las al­tas tem­pe­ra­tu­ras del ve­rano, por lo que a la arun­di­na­cea se la eli­ge más, pa­ra so­lu­cio­nar pro­ble­mas de me­dia som­bra en lu­ga­res se­cos.

✖ La poa pra­ten­sis y poa tri­via­lis son es­pe­cies que se pue­den im­plan­tar en lu­ga­res don­de la som­bra es la pro­ta­go­nis­ta. La tri­via­lis es me­dia­na­men­te to­le­ran­te a la som­bra y es­tá li­mi­ta­da a las zo­nas hú­me­das y fér­ti­les, no en lu­ga­res de al­tas tem­pe­ra­tu­ras, se­quía y ex­ce­so de tráfico.

✖ Una mez­cla de es­pe­cies muy uti­li­za­da sue­le for­mar la co­no­ci­da “me­dia som­bra”, com­pues­ta por fes­tu­cas ru­bra y arun­di­na­cea, poa pra­ten­sis y rye grass anual y pe­ren­ne.

✖ Se re­co­mien­da sem­brar en­tre me­dia­dos de oto­ño y prin­ci­pios de la pri­ma­ve­ra. Pa­ra eso se de­be tra­tar de lo­grar un muy buen desa­rro­llo ra­di­cu­lar so­bre un sue­lo muy bien es­truc­tu­ra­do, an­tes de los gran­des ca­lo­res del ve­rano.

✖ En cuan­to a las al­fom­bras de cés­ped, las dos es­pe­cies más uti­li­za­das pa­ra lu­ga­res som­brea­dos son el gra­mi­llón (ste­no­taprhum se­cun­da­tum), tan­to cul­ti­va­do co­mo na­tu­ral, y la gra­ma bahia­na (axo­nop­pus com­pres­sus), que se ha im­pues­to co­mo el cés­ped pa­ra la som­bra en nues­tra la­ti­tud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.