Con­trol de la vis­ta an­tes de em­pe­zar las cla­ses

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por Dra. Betty G. Ar­tea­ga* *Mé­di­ca Of­tal­mó­lo­ga del Ser­vi­cio de Of­tal­mo­lo­gía Hos­pi­tal Ita­liano de Bs As

El ba­jo ren­di­mien­to es­co­lar de uno de ca­da tres chi­cos pue­de es­tar re­la­cio­na­do a un pro­ble­ma de vi­sión no des­cu­bier­to a tiem­po. El 80% de la in­for­ma­ción que re­ci­bi­mos lle­ga a nues­tro ce­re­bro a tra­vés del sen­ti­do de la vis­ta.

Las es­ta­dís­ti­cas mues­tran que un 25% de la po­bla­ción estudiantil pue­de te­ner pro­ble­mas vi­sua­les no de­tec­ta­dos co­mo, mio­pía (ver mal de le­jos), hi­per­me­tro­pía (pro­ble­mas de en­fo­que), as­tig­ma­tis­mo (ver des­di­bu­ja­do de le­jos y cer­ca), o la am­blio­pía, co­mún­men­te lla­ma­do “ojo va­go, dé­bil o pe­re­zo­so”. Es im­por­tan­te de­tec­tar es­tos de­fec­tos a tiem­po ya que al no ser co­rre­gi­dos ge­ne­ran una es­ti­mu­la­ción vi­sual de­fi­cien­te du­ran­te el crí­ti­co pe- río­do de de­sa­rro­llo y plas­ti­ci­dad ce­re­bral que ocu­rre du­ran­te los pri­me­ros 8 años de vida. Es­ta fal­ta de es­tí­mu­lo re­sul­ta en un ojo que no desa­rro­lla su vi­sión nor­mal du­ran­te la in­fan­cia. La am­blio­pía ocu­rre en el 2% de la po­bla­ción ge­ne­ral y re­pre­sen­ta la cau­sa más co­mún de dis­ca­pa­ci­dad vi­sual en los ni­ños. Exis­te tra­ta­mien­to pa­ra la am­blio­pía si es diag­nos­ti­ca­da a tiem­po.

La me­jor for­ma de pre­ve­nir in­con­ve­nien­tes en los ojos de los ni­ños es es­tan­do aten­tos a cual­quier in­di­cio de po­si­bles pro­ble­mas vi­sua­les y con­sul­tar in­me­dia­ta­men­te con el mé­di­co of­tal­mó­lo­go. Al­gu­nas se­ña­les pue­den ser: Cuan­do el ni­ño se acer­ca de­ma­sia­do a la te­le­vi­sión o a un tex­to al leer o es­cri­bir Si en­tre­cie­rra los ojos pa­ra mi­rar o en­fo­car Si se sa­le de los es­pa­cios al co­lo­rear un di­bu­jo Si tie­ne ba­jo ren­di­mien­to es­co­lar Su­fre de ma­reos, nau­seas, do­lor de ca­be­za o de los ojos o tie­ne can­san­cio vi­sual y/o en­ro­je­ci­mien­to Lee en for­ma len­ta Ma­ni­fies­ta dé­fi­cit de aten­ción Par­pa­dea o se fro­ta los ojos en ex­ce­so Se des­vía al­guno de sus ojos El pri­mer con­trol of­tal­mo­ló­gi­co es al na­cer, lue­go al año y me­dio de vida, y des­de los 3 años un con­trol por año. Pe­ro re­sul­ta fun­da­men­tal rea­li­zar una vi­si­ta al of­tal­mó­lo­go un mes an­tes del ini­cio de cla­ses pa­ra que el ni­ño se acos­tum­bre a los an­teo­jos en ca­so que les fue­ran re­ce­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.