VALERIA SCHAPIRA.

¿Ocul­tás tus re­la­cio­nes por in­ter­net?

Mia - - SUMARIO - Por Valeria Schapira* *pa­ra Match.com

Las ci­tas on li­ne na­cie­ron ha­ce más de dos dé­ca­das pe­ro, aún mu­chas per­so­nas sien­ten pu­dor de con­tar que co­no­cie­ron a su pa­re­ja por es­ta vía, lle­gan­do in­clu­si­ve a in­ven­tar un re­la­to que omi­te el en­cuen­tro di­gi­tal.

En Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos, vin­cu­lar­se on­li­ne es co­ti­diano. Avan­ces tec­no­ló­gi­cos me­dian­te, ha cre­ci­do de ma­ne­ra im­pre­sio­nan­te la can­ti­dad de per­so­nas re­gis­tra­das en por­ta­les y apli­ca­cio­nes, tan populares en­tre los na­ti­vos di­gi­ta­les.

De acuer­do a una re­cien­te en­cues­ta de Match.com, en­tre más de 800 usua­rios en Amé­ri­ca La­ti­na, ape­nas el 41% le ha con­ta­do a al­gún

ami­go que es­tá efec­ti­va­men­te re­gis­tra­do en un si­tio, y el 47% aún no se atre­vió a con­tar­lo a na­die. Cu­rio­sa­men­te, más de la mi­tad de los usua­rios que con­tes­ta­ron nie­ga aver­gon­zar­se de te­ner un perfil la pá­gi­na de en­cuen­tros.

¿Te cues­ta con­tar que co­no­cis­te a tu pa­re­ja en la web? ¿Te­més que te eti­que­ten con el pre­jui­cio de “de­ses­pe­ra­ción”? Es­tas es­ta­dís­ti­cas pue­den ayu­dar­te a ver que ca­da vez son más los que tie­nen una his­to­ria co­mo la tu­ya. Ve­rás que, en no de­ma­sia­do tiem­po, la ma­yo­ría de las re­la­cio­nes na­ce­rá de la mano de la tec­no­lo­gía. 1 de ca­da 5 pa­re­jas en Es­ta­dos Uni­dos na­ce on­li­ne. El 92% de los usua­rios en­cues­ta­dos con­si­de­ra que hoy en día es más acep­ta­do en nues­tra so­cie­dad en­con­trar pa­re­ja me­dian­te pla­ta­for­mas di­gi­ta­les.

Los re­sul­ta­dos de un re­cien­te es­tu­dio de un por­tal de cu­po­nes de des­cuen­to de­mues­tran que la ma­yo­ría de las per­so­nas con­si­de­ra que In­ter­net y la tec­no­lo­gía en ge­ne­ral, han cam­bia­do el mo­do en que la gen­te se enamo­ra. De ellos, el 39% con­fir­ma que es­to ha re­sul­ta­do po­si­ti­vo.

El por­cen­ta­je de adul­tos en­tre 18 y 14 años que usa si­tios de ci­ta on­li­ne o apli­ca­cio­nes se ha ca­si tri­pli­ca­do des­de 10%, en 2013, a ca­si 27% hoy. En la fran­ja de per­so­nas en­tre 55 y 64 años se ha du­pli­ca­do la in­ter­ac­ción en por­ta­les y apli­ca­cio­nes, pa­san­do del 6%, en 2013, al 12% hoy en día. Son ci­fras del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Pew de Es­ta­dos Uni­dos.

Es­tos son al­gu­nos pre­jui­cios que van que­dan­do atrás: Quien bus­ca pa­re­ja on­li­ne es­tá “de­ses­pe­ra­do”. Si bus­car el amor es se­ñal de de­ses­pe­ra­ción, el mun­do es­tá de­ses­pe­ra­do, ¿no creés? Con ese cri­te­rio, cuan­do nues­tros pa­dres sa­lían a bailar tam­bién es­ta­ban “de­ses­pe­ra­dos”.

La gen­te mien­te en la web. Hay per­so­nas que mien­ten en to­dos la­dos, en In­ter­net, en la ofi­ci­na, en ca­sa. La tec­no­lo­gía nos per­mi­te sa­ber si la fo­to postea­da con­di­ce con la reali­dad, si nos gus­ta el tono de voz de la per­so­na ele­gi­da, mi­rar sus re­des so­cia­les y goo­glear an­tes de ir a su en­cuen­tro. La men­ti­ra tie­ne pa­tas cor­tas on­li­ne y of­fli­ne.

Quien bus­ca ci­tas on­li­ne tie­ne al­gún pro­ble­ma pa­ra re­la­cio­nar­se. Hoy en día la ma­yo­ría de las per­so­nas uti­li­za la tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer las com­pras, pa­gar sus cuen­tas y vin­cu­lar­se con otros. La fal­ta de tiem­po y las gran­des dis­tan­cias ha­cen que mu­chos víncu­los se ini­cien a tra­vés de apps o por­ta­les de en­cuen­tro. Cuan­do se bus­ca el amor en un por­tal de ci­tas se rea­li­za una elec­ción ex­haus­ti­va de ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas, de per­so­na­li­dad, dis­tan­cia geo­grá­fi­ca, etc. del hom­bre o de la mu­jer que se desea en­con­trar con lo que las chan­ces de com­pa­ti­bi­li­zar son mu­cho ma­yo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.