PAMOSOS MA­YA

Mia - - HORÓSCOPO - Por Ga­briel Ru­gie­ro, El Bru­ji­to Ma­ya

ANDY WARHOL, su nom­bre ma­ya es Pe­rro Cris­tal Blan­co. Na­ció ba­jo la Lu­na del Mur­cié­la­go en el Año del Con­quis­ta­dor. Qui­zás Andy Warhol sea el más cla­ro ejem­plo y me­jor de­fi­ni­ción de to­do lo que es un leo­nino. Fue­go. Crea­ti­vi­dad. Am­bi­ción. Ego. Una ne­ce­si­dad gran­de de afec­to (no de­mos­tra­da, no asu­mi­da). Un ai­re de fri­vo­li­dad que no es tal (si mi­ra­mos su car­ta na­tal nos habla de una per­so­na ex­tre­ma­da­men­te sen­si­ble) qui­zás esa sea la ra­zón por la que des­de muy jo­ven se es­con­dió de­trás de una co­ra­za de apa­rien­cias. El era do­ble­men­te Leo (te­nía el Sol so­bre su as­cen­den­te). Co­mo el Mur­cié­la­go era un ser de la no­che, ícono de una épo­ca de dis­co­te­cas y fi­gu­ras del jet set. ¿Dón­de se ter­mi­na la per­so­na y empieza el per­so­na­je? Nun­ca lo sa­bre­mos, por­que él era el per­so­na­je y la per­so­na al mis­mo tiem­po. So­mos en de­fi­ni­ti­va lo que que­re­mos apa­ren­tar ser, des­pués de to­do por eso lo cons­trui­mos.Y sin em­bar­go, es­te es­tre­lla­to que lo acer­có a tan­ta gen­te, fue el que lo ais­ló en una bur­bu­ja de so­le­dad; es­to nos lo cuen­ta Sa­turno en su quin­ta ca­sa na­tu­ral, en sa­gi­ta­rio. La lu­na en ca­sa nue­ve y los via­jes a tra­vés del ar te, pe­ro ve­mos aquí al­go más, él bus­ca­ba afue­ra, en el ex­te­rior, el amor; lle­nar ese va­cío que ja­más lo­gra­ría lle­nar (su no­do en ca­sa cua­tro). Mer­cu­rio en ca­sa do­ce y los cam­bios, las desicio­nes to­ma­das por im­pul­so, las pér­di­das eco­nó­mi­cas.To­do es­to y mu­cho más es Andy Warhol, un cóc­tel apa­sio­nan­te pa­ra des­en­tra­mar.

Co­rreo as­tro­ló­gi­co:

Lu­cre­cia, 8 de di­ciem­bre.Tu nom­bre ma­ya es Mano Au­toe­xis­ten­te Azul. Tiem­po de idas y vuel­tas, cam­bios, caí­das y vol­ver a le­van­tar­te. En el mo­men­to no es fá­cil. Pe­ro des­pués vas a sen­tir co­mo tu vi­da avan­zó a pa­sos gi­gan­tes.

Ra­món, 27 de mar­zo.Tu nom­bre ma­ya es Dra­gón Lu­nar Ro­jo. Aho­ra vas a ver có­mo da su fru­to to­do el tiem­po y la ener­gía que in­ver­tis­te en lo la­bo­ral. La pa­re­ja Aries y Li­bra fun­cio­na, pe­ro el ariano de­be tra­tar de no ser tan im­pul­si­vo y eno­jar­se por co­sas pe­que­ñas. La li­bria­na es más pa­cien­te con vos.

Po­dés es­cri­bir­me aco­rreo­mia@per­fil.com. Asun­to: HOROSCOPO, y per­so­nal­men­te es­ta­ré con­tes­tan­do ca­da una de tus preguntas (si lo deseás po­dés usar seu­dó­ni­mo pa­ra que te res­pon­da). Gra­cias por to­dos sus co­rreos. Que ten­gan una her­mo­sa se­ma­na: In Lack Ech,Yo Soy otro Tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.