Pa­ra­som­nias

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Ase­so­ró: Dr. Lean­dro Gar­ba­te, Mé­di­co Neu­ró­lo­go, es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na del sue­ño del Sa­na­to­rio Mo­de­lo de Ca­se­ros (www.sa­na­to­rio­mo­de­lo.com.ar)

Son com­por­ta­mien­tos anor­ma­les du­ran­te el sue­ño. Es­tos se cla­si­fi­can se­gún si ocu­rren du­ran­te el sue­ño no-REM o el sue­ño-REM. Las pa­ra­som­nias del no-REM ge­ne­ral­men­te se dan en ni­ños y ado­les­cen­tes, pe­ro pue­den re­cu­rrir en la adul­tez y en al­gu­nos ca­sos em­pe­zar re­cién en la vida adul­ta. Es­tas pa­ra­som­nias son bá­si­ca­men­te tres:

Des­per­tar con­fu­so: el pa­cien­te se des­pier­ta en la madrugada y se sien­te des­orien­ta­do, des­con­cer­ta­do. Tie­ne una re­du­ci­da res­pues­ta a es­tí­mu­lo aun­que pa­re­ce des­pier­to. Lue­go, no tie­nen me­mo­ria de lo ocu­rri­do. Du­ra apro­xi­ma­da­memn­te 15 mi­nu­tos y ocu­rre ha­bi­tual­men­te en la pri­me­ra par­te del sue­ño. Pe­ro pue­de sur­gir de la tran­si­ción del sue­ño a la vi­gi­lia.

✦Te­rro­res noc­tur­nos: se ca­rac­te­ri­za por un brus­co des­per­tar con sen­sa­ción de mie­do in­ten­sa acom­pa­ña­do de gri­tos por par­te del pa­cien­te con ta­qui­car­dia y su­do­ra­ción pro­fu­sa. Es un cua­dro ex­plo­si­vo que du­ra mi­nu­tos, lue­go el pa­cien­te se cal­ma y se vuel­ve a dor­mir. A la ma­ña­na si­guien­te no re­cuer­da lo ocu­rri­do.

So­nam­bu­lis­mos: es un cua­dro que co­mien­za con un des­per­tar con­fu­so pe­ro lue­go se le­van­ta de la ca­ma y ca­mi­na a pa­so len­to con los ojos abier­tos. Pue­de ha­ber un com­por­ta­mien­to de sal­tar, co­rrer o vo­ca­li­zar. En al­gu­nos ca­sos pue­de ha­ber con­duc­ta con pro­pó­si­to co­mo co­ci­nar, co­rrer los mue­bles, lim­piar has­ta ma­ne­jar.

Si a es­tos pa­cien­tes se los des­pier­ta, se po­nen con­fu­sos des­orien­ta­dos y pue­den reac­cio­nar agre­si­va­men­te. La can­ti­dad de epi­so­dios es va­ria­ble; pue­de ser un so­lo epi­so­dio ais­la­do o ra­ra­men­te va­rios.

Las pa­ra­som­nias del sue­ño REM se ca­rac­te­ri­zan por fe­nó­me­nos mo­to­res y afec­ta más fre­cuen­te­men­te a adul­tos. Se pro­du­ce du­ran­te la fa­se Rem que es una par­te es­pe­cí­fi­ca del sue­ño que ge­ne­ral­men­te abar­ca el úl­ti­mo ter­cio de la no­che, que es don­de se pro­du­cen los sue­ños vi­vi­dos que lo­gra­mos re­cor­dar en la ma­ña­na si­guien­te.

Den­tro de es­te cla­se te­ne­mos lo que se lla­ma RBD (de la si­gla en in­glés sleep beha­vior di­sor­der) o tras­torno del com­por­ta­mien­to du­ran­te el sue­ño REM.

Se ca­rac­te­ri­za por sue­ños vi­vi­dos don­de el pa­cien­te sue­ña que lo ata­can o agre­den y eso se acom­pa­ña fe­nó­me­nos mo­to­res co­mo pe­gar pa­ta­das, gol­pes de pu­ño al ai­re, que pue­den agre­dir al com­pa­ñe­ro de ca­ma o bien pue­de el pro­pio pa­cien­te ha­cer­se da­ño al caer­se de la ca­ma o gol­pear­se con ob­je­tos con­tun­den­tes que se en­cuen­tran cer­ca (co­mo la me­za de luz).Pa­ra es­tu­diar­los ade­cua­da­men­te se de­be rea­li­zar un es­tu­dio del sue­ño con una po­li­som­no­gra­fía noc­tur­na.

Es im­por­tan­te sa­ber que cual­qui­se­ra sea el tras­torno, de­be ser tra­ta­do y es­tu­dia­do es­pe­cí­fi­ca­men­te por un pro­fe­sio­nal pa­ra ana­li­zar la cau­sa y tomar las me­jo­res me­di­das, ya que no hay re­glas ge­ne­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.