Las más co­lo­ri­das

Mia - - JARDINERÍA -

Gli­si­nas: las flo­res, que pue­den tar­dar va­rios años en sa­lir, son la par­te más es­pec­ta­cu­lar de es­ta tre­pa­do­ra, ya que en pri­ma­ve­ra sue­le pro­du­cir her­mo­sos ra­ci­mos col­gan­tes de unos 15 cm, de co­lor vio­le­ta. Tam­bién flo­re­ce en oto­ño y, oca­sio­nal­men­te, en ve­rano, pe­ro con flo­ra­cio­nes más dé­bi­les. Hay que te­ner mu­cho cui­da­do, ya que las se­mi­llas y las vai­nas de son muy ve­ne­no­sas si se co­men. Su uti­li­zan pa­ra cu­brir pa­re­des, pér­go­las y en­re­ja­dos. Se adap­ta a di­fe­ren­tes ti­pos de sue­los, pe­ro pre­fie­re los ar­ci­llo­sos, fér­ti­les y con bue­na re­ten­ción de hu­me­dad.

Cam­pa­ni­ta (Ipo­moea In­di­ca): es una tre­pa­do­ra pe­ren­ne de fá­cil pro­pa­ga­ción. Pue­de desa­rro­llar­se has­ta al­can­zar una al­tu­ra de 6 m si se la ayu­da a tre­par con al­gún so­por­te, o tam­bién se pue­de de­jar que los ta­llos se arras­tren y cu­bran el sue­lo. Sus flo­res azu­les o púr­pu­ras tie­nen un as­pec­to de em­bu­do y sue­len bro­tar du­ran­te to­do el año o en­tre fi­nes de la pri­ma­ve­ra y los úl­ti­mos días del oto­ño, de­pen­dien­do de las con­di­cio­nes am­bien­ta­les y los cui­da­dos dis­pen­sa­dos. En pri­ma­ve­ra y ve­rano se re­co­mien­da re­gar re­gu­lar­men­te y en las épo­cas de frío, en cam­bio, es me­jor es­pe­rar a que la tie­rra se en­cuen­tre se­ca an­tes de vol­ver a re­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.