Pla­gas de cra­sas

Mia - - JARDINERÍA -

Cra­sas y cac­tus tam­bién son víc­ti­mas de las pla­gas. La co­chi­ni­lla es un in­sec­to bas­tan­te co­mún que se ali­men­ta de la sa­via de es­tas es­pe­cies. Al tiem­po crea una ca­pa que sue­le ser apro­ve­cha­da por un hon­go po­pu­lar­men­te co­no­ci­do co­mo negrilla. Se­cun­da­ria­men­te, tam­bién pro­vo­ca mal­for­ma­cio­nes tan­to de las ho­jas co­mo de los ta­llos con su ac­ti­vi­dad. Es una pla­ga fá­cil de de­tec­tar pues las co­chi­ni­llas son blan­cas y de as­pec­to ha­ri­no­so, for­man unos ni­dos tam­bién blan­cos y que pa­re­cen de al­go­dón. Si ve­mos que al­gu­na plan­ta tie­ne co­chi­ni­llas, lo pri­me­ro que se de­be ha­cer es se­pa­rar­la del res­to de plan­tas pa­ra que no in­fes­te a las de­más. El ata­que se pro­du­ce en con­di­cio­nes de se­que­dad am­bien­tal y sue­le em­pe­zar en zo­nas ocul­tas de la plan­ta, por lo que es con­ve­nien­te gi­rar­las de vez en cuan­do pa­ra po­der apre­ciar su ata­que. Es­te gi­ro les ven­drá muy bien tam­bién pa­ra evi­tar que crez­can tor­ci­das. Es­ta pla­ga tie­ne enemi­gos na­tu­ra­les co­mo la Va­qui­ta de San An­to­nio, pe­ro ca­da vez que­dan me­nos en los jar­di­nes. En ge­ne­ral, hay que ata­car­la con quí­mi­cos, en ge­ne­ral, se usan fór­mu­las de am­plio es­pec­tro. Otra po­si­bi­li­dad es pul­ve­ri­zar­las con al­cohol de que­mar li­ge­ra­men­te di­lui­do en agua e ir lue­go re­ti­ran­do ma­nual­men­te los res­tos. Con un hi­so­po im­preg­na­do en esa mez­cla o un pin­ce­li­to sua­ve, tam­bién se pue­de limpiar la negrilla. Con­vie­ne re­pe­tir el tra­ta­mien­to unos días des­pués siem­pre en un lu­gar bien ven­ti­la­do. Fi­nal­men­te, hay quien uti­li­za una mez­cla de agua, ja­bón y al­cohol de que­mar apli­cán­do­la de la mis­ma ma­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.