fa­mo­sos maya

Mia - - HORÓSCOPO - Por Ga­briel Ru­gie­ro, El Bru­ji­to Maya

PE­DRO AL­MO­DÓ­VAR. Su nom­bre Maya es Ser­pien­te En­to­na­da Ro­ja. Na­ció ba­jo la Lu­na del Ve­na­do en el Año del Cie­lo.

¿Cuál es la es­tre­lla de un ge­nio? ¿Qué pla­ne­tas ha­cen que al­guien bri­lle como Pe­dro Al­mo­do­var, y se di­fe­ren­cie por so­bre los de­más? In­du­da­ble­men­te es­ta­mos fren­te a la car­ta na­tal de un crea­dor, con más de vein­te pe­lí­cu­las es­cri­tas y di­ri­gi­das, ca­da una con su se­llo par­ti­cu­lar. Como la ser­pien­te que cla­va hon­do su ve­neno, Al­mo­do­var lle­ga pro­fun­do en la psi­co­lo­gía de sus per­so­na­jes, pasiones, in­sa­tis­fac­cio­nes, mi­se­rias. Es lo que ha­ce que nos iden­ti­fi­que­mos de una u otra ma­ne­ra con ca­da una de sus pe­lí­cu­las. Hay al­gún per­so­na­je de ellas que pa­re­ce que fue es­cri­to pa­ra vos. Y es que el no se que­da en la pe­ri­fe­ria de las fra­ses he­chas, se em­ba­rra, se mete has­ta el fon­do del fan­go pa­ra en­con­trar lo me­jor y peor de ca­da per­so­na. El nom­bre de su pro­duc­to­ra tam­bién nos ha­bla mu­cho de él: “El De­seo”. Qui­zás es­te Sol en Libra sea el mo­tor de su de­seo, su pul­sión vi­tal. No aca­ba de ter­mi­nar un pro­yec­to y ya es­tá pen­san­do en cin­co más. Hay otra fa­ce­ta que se de­ja tras­lu­cir en su cons­te­la­ción maya, per­te­ne­ce a la Lu­na del Ve­na­do, frá­gil, sen­si­ble. Hay un as­pec­to de él vul­ne­ra­ble, tí­mi­do, ca­ren­te de amor. To­da la ter­nu­ra del mun­do no al­can­za pa­ra lle­nar ese va­cío. El Año del Cie­lo abre un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des, una bús­que­da in­fi­ni­ta, sin lí­mi­tes. Es­te universo sin lí­mi­tes es el que ne­ce­si­ta con­ten­ción pa­ra no des­bor­dar­se, como un río que ne­ce­si­ta de sus már­ge­nes pa­ra en­con­trar su cau­ce. As­tro­lo­gí­ca­men­te hay tres pe­río­dos bien de­fi­ni­dos en su vi­da, el pri­me­ro caó­ti­co, crea­ti­vo, lú­di­co, ex­pe­ri­men­tal. El se­gun­do en­fo­ca­do en su tra­ba­jo don­de lle­gó la co­ro­na­ción del éxi­to. El ter­cer ac­to de su vi­da tal vez lo en­cuen­tre se­reno, re­po­sa­do, de­di­ca­do a las le­tras. Co­rreo as­tro­ló­gi­co:

Clau­dia, 6 de enero. Tu nom­bre Maya es: Mano Eléc­tri­ca Azul. Es tiem­po de mi­rar­se a uno mis­mo, capricornio se pien­sa, se ob­ser­va y se des­cu­bre reac­cio­nan­do de ma­ne­ra di­fe­ren­te fren­te al­gu­nas ac­cio­nes. La ener­gía es­ta pues­ta más en el adentro que en el afue­ra. Daia­na, 17 de ju­nio.Tu nom­bre Maya es Dra­gón Ga­lác­ti­co Ro­jo. La pa­sión es una bue­na he­rra­mien­ta pa­ra arran­car pe­ro cuan­do se con­vier­te en ca­pri­cho te cie­ga la vi­sua­li­za­ción del ver­da­de­ro ob­je­ti­vo.

Po­dés es­cri­bir­me aco­rreo­mia@perfil.com. Asun­to: HOROSCOPO, y per­so­nal­men­te es­ta­ré con­tes­tan­do ca­da una de tus pre­gun­tas (si lo deseás po­dés usar seu­dó­ni­mo pa­ra que te res­pon­da). Gra­cias por to­dos sus co­rreos. Que ten­gan una her­mo­sa se­ma­na: In Lack Ech,Yo Soy otro Tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.