CO­CI­NA ECO­NÓ­MI­CA.

Re­ce­tas pa­ra to­da la se­ma­na

Mia - - SUMARIO - Por Dra. An­drea Miranda* *Mé­di­ca nu­tri­cio­nis­ta, di­rec­to­ra de la Sociedad Ar­gen­ti­na de Es­té­ti­ca y Nutrición In­te­gral (SAENI)

Cuan­do em­pe­za­mos un plan fit­ness pa­ra sen­tir­nos y ver­nos me­jor, nos en­tu­sias­ma­mos con los ba­ti­dos y ba­rri­tas pro­tei­cos, lle­na­mos la he­la­de­ra con ma­ples de hue­vos, re­em­pla­za­mos la ha­ri­na re­fi­na­da por la ave­na in­te­gral. ¿Pe­ro cuán­ta pro­teí­na real­men­te ne­ce­si­ta nues­tro cuer­po pa­ra al­can­zar el ob­je­ti­vo?

Las pro­teí­nas de­ben con­su­mir­se a dia­rio ya que son im­pres­cin­di­bles en nues­tra die­ta. Ade­más de cum­plir un rol fun­da­men­tal en el pro­ce­so di­ges­ti­vo, son una parte es­truc­tu­ral de nues­tros ór­ga­nos y te­ji­dos. Son los ami­noá­ci­dos que las com­po­nen los en­car­ga­dos de cons­truir­los y re­pa­rar­los.

La can­ti­dad de pro­teí­nas que una per­so­na ne­ce­si­ta va a de­pen­der de su se­xo, es­ta­do fí­si­co, ti­po de en­tre­na­mien­to y objetivos, por eso el plan ali­men­ti­cio de­be rea­li­zar­se con el se­gui­mien­to de un es­pe­cia­lis­ta. Una per­so­na que se en­tre­na de­be­ría in­cor­po­rar dia­ria­men­te en­tre 1,8 y 2 gra­mos de pro­teí­na por ki­lo de su pro­pio pe­so pa­ra con­tri­buir a la re­ge­ne­ra­ción de cé­lu­las de los múscu­los. Es de­cir que, en lí­neas ge­ne­ra­les, una per­so­na pro­me­dio que se ejer­ci­ta de­be­ría con­su­mir unos 30 gra­mos de pro­teí­nas por co­mi­da, res­pe­tan­do siem­pre las cua­tro comidas dia­rias, fun­da­men­tal pa­ra to­do ti­po de ru­ti­na.

El en­tre­na­mien­to no de­be rea­li­zar­se nun­ca en ayu­nas; por el con­tra­rio, hay que ase­gu­rar­se la in­ges­ta de ali­men­tos que con­ten­gan car­bohi­dra­tos y pro­teí­nas al me­nos una ho­ra an­tes de rea­li­zar ejer­ci­cio pa­ra que no se pro­duz­can mo­les­tias di­ges­ti­vas du­ran­te la ac­ti­vi­dad. Tam­bién se aconseja la in­ges­ta de pro­teí­nas al fi­na­li­zar la mis­ma pa­ra co­la­bo­rar en la re­pa­ra­ción de los te­ji­dos mus­cu­la­res.

La fuente pri­mor­dial de pro­teí­nas de al­to va­lor bio­ló­gi­co son los pro­duc­tos de ori­gen ani­mal, pe­ro com­bi­nan­do ali­men­tos de ori­gen ve­ge­tal se pue­de com­pen­sar pa­ra cu­brir los ami­noá­ci­dos esen­cia­les. Por ejem­plo, al co­mer len­te­jas con arroz es­ta­mos com­bi­nan­do le­gum­bres con ce­rea­les y ob­te­ne­mos pro­teí­nas de bue­na ca­li­dad.

Nu­triFit­ness

Es un pro­gra­ma in­ten­si­vo de des­cen­so de pe­so y to­ni­fi­ca­ción mus­cu­lar per­so­na­li­za­do que com­bi­na una co­rrec­ta ali­men­ta­ción con el ejer­ci­cio fí­si­co. Di­se­ña­do pa­ra tra­ba­jar to­dos los fac­to­res in­di­vi­dua­les que tie­nen un efec­to no­ci­vo en el or­ga­nis­mo, es­tá in­di­ca­do pa­ra de­por­tis­tas, atle­tas, runners, así como pa­ra per­so­nas con obe­si­dad o so­bre­pe­so, hi­per­ten­sión ar­te­rial, co­les­te­rol y tri­gli­cé­ri­dos ele­va­dos, hi­po­ti­roi­dis­mo, pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con la me­no­pau­sia y pa­cien­tes con adi­po­si­dad lo­ca­li­za­da, fla­ci­dez y celulitis.

In­clu­ye dis­tin­tos pla­nes de ali­men­ta­ción que se es­ta­ble­cen a par­tir de los aná­li­sis mé­di­cos co­rres­pon­dien­tes, por ejem­plo, el de bioim­pe­dan­cia, que es­tu­dia en de­ta­lle la com­po­si­ción del cuer­po: múscu­los, te­ji­do adi­po­so, ma­sa, can­ti­dad de agua cor­po­ral, en­tre otros. A par­tir de allí, en ba­se a las pre­fe­ren­cias y gus­tos per­so­na­les del pa­cien­te, los ex­per­tos en sa­lud y ali­men­ta­ción pro­gra­man jun­to a él el plan de ali­men­ta­ción que me­jor se adap­te a su es­ti­lo de vi­da, es­ta­ble­cien­do objetivos cla­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.