CO­CI­NA SO­LU­CIÓN.

ver­du­ras Fi­deos de

Mia - - SUMARIO -

Des­de es­pa­gue­tis de zu­chi­ni a ta­glie­te­lle de re­mo­la­cha con sal­sa bo­lo­ñe­sa, las pas­tas de ver­du­ra (zood­les, en in­glés) se es­tán con­vir­tien­do en la al­ter­na­ti­va me­nos ca­ló­ri­ca y más sa­lu­da­ble a las pas­tas he­chas con ha­ri­na y hue­vo. Las ven­ta­jas son cla­ras: se con­su­men me­nos hi­dra­tos de car­bono y más vi­ta­mi­nas y nu­trien­tes, ade­más de ser la me- jor ma­ne­ra de au­men­tar el con­su­mo de ve­ge­ta­les en la die­ta.

Lo más clá­si­co son los es­pa­gue­tis de zu­chi­ni. Es­ta ver­du­ra es al­ta­men­te ma­lea­ble de­bi­do a su for­ma y la fir­me­za de su car­ne, lo que per­mi­te ha­cer es­pi­ra­les fi­ni­tas con ella. En reali­dad, es po­si­ble ha­cer fi­deos con cual­quier ver­du­ra de pul­pa más o me­nos fir­me, como za­naho­rias, pe­pi­nos, ba­ta­tas, ta­llos de bró­co­li, re­mo­la­chas o rá­ba­nos. La be­ren­je-

na es un po­co más de­li­ca­da y re­quie­re de cier­ta pa­cien­cia ya que se quie­bra con fa­ci­li­dad. Por eso mis­mo, no es la ver­du­ra ideal pa­ra prin­ci­pian­tes. Pa­ra ha­cer fi­deos de ver­du­ra no es ne­ce­sa­rio con­tar con una má­qui­na pro­fe­sio­nal. Pa­ra las cin­ti­tas, bas­ta con un pe­la­pa­pas co­mún y co­rrien­te. Tam­bién se pue­de usar un cu­chi­llo pa­ra cor­tar las ver­du­ras en cin­tas fi­ni­tas que ase­me­jen a fi­deos.

Sin em­bar­go, quien quie­ra trans­for­mar en pas­tas una am­plia va­rie­dad de ver­du­ras de­be­ría ele­gir un cor­ta­dor en for­ma de es­pi­ral, que per­mi­te con­ver­tir tu­bércu­los como pa­ta­tas y rá­ba­nos en fi­deos fi­ni­tos.

Ya se tra­te de los clá­si­cos es­pa­gue­tis, de los más an­chos ta­glia­te­lle o plan­chas de lasaña, sim­ple­men­te hay que pro­bar con las for­mas. Se pue­den pre­pa­rar, por ejem­plo, ño­quis de ba­ta­ta o ham­bur­gue­sas que, en vez de pan, lle­van es­pa­gue­tis de ba­ta­ta fri­tos arri­ba y aba­jo a mo­do de ta­pas. Tam­bién se pue­de pre­pa­rar un curry de co­co con fi­deos de ver­du­ra.

¿Es me­jor ser­vir es­tos fi­deos cru­dos o blan­quear­los? Es una sim­ple cues­tión de gus­tos. Des­de el pun­to de vis­ta nu­tri­cio­nal, es me­jor co­mer­los cru­dos, da­do que de es­ta for­ma con­ser­van me­jor sus vi­ta­mi­nas. Una al­ter­na­ti­va es co­mer los es­pa­gue­tis de zu­chi­ni como en­sa­la­da con una sal­sa de pal y to­ma­tes o en un wrap he­cho con ho­jas de le­chu­ga o pa­pel de arroz.

Pa­ra pre­pa­rar una va­rian­te ca­lien­te, se pue­den sal­tear los fi­deos li­ge­ra­men­te en la sar­tén. Sin em­bar­go, es ne­ce­sa­rio sa­ber que así pier­den bas­tan­te agua. Una op­ción es ca­len­tar­los por un mi­nu­to en el mi­cro­on­das y aña­dir­les sal­sa. En el ca­so de es­pa­gue­tis de tu­bércu­los más du­ros, como ba­ta­tas o ca­la­ba­za, es me­jor blan­quear­los bre­ve­men­te.

Las ver­du­ras neu­tra­les o más bien dul­ces como las za­naho­rias se pue­den acom­pa­ñar de una bue­na sal­sa bo­lo­ñe­sa, de que­so o de cre­ma. La elec­ción de la sal­sa de­pen­de­rá, en gran me­di­da, de la for­ma de ali­men­ta­ción. Quie­nes quie­ran re­du­cir los hi­dra­tos, ha­rán me­jor en ele­gir de acom­pa­ña­mien­to una sal­sa li­ge­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.