"El Per­dón"

Mia - - ARTE ESPECTÁCULOS - de Clau­dio Ma­ría Do­mín­guez (Edi­to­rial Pla­ne­ta)

El ali­vio es la ra­zón por la que hay que per­do­nar y, an­tes que na­da, per­do­nar­se. Hay que ha­cer­lo no­so­tros co­mo per­so­nas, por­que el mun­do no per­do­na (ni se per­do­na a sí mis­mo). Quien no se­pa ma­ne­jar el per­dón en su pro­pia vi­da, di­fí­cil­men­te lo­gre otor­gár­se­lo a otro. Quien per­do­na vi­ve más y me­jor. Una vez que uno se per­do­na por la pro­pia ig­no­ran­cia, es ho­ra de en­ten­der que to­do es uno y que to­dos so­mos igua­les. Com­pren­der eso de­be­ría ele­var­nos a per­do­nar la ig­no­ran­cia del otro. Has­ta que no se lo­gre ahuyentar la ig­no­ran­cia y el ador­me­ci­mien­to de la men­te mun­da­na, no po­dre­mos per­do­nar­nos. Só­lo cuan­do se in­cor­po­ra el con­cep­to de uni­dad con la exis­ten­cia se pue­de per­do­nar y el re­sul­ta­do es su­bli­me. Quien per­do­na li­be­ra a un pri­sio­ne­ro: a sí mis­mo. Es­tas y otras de­fi­ni­cio­nes de es­te au­tor va­rias ve­ces best se­ller in­ten­ta­rán ayu­dar­nos a apren­der y ejer­ci­tar el po­der del per­dón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.