AC­TI­VO DE ANTAÑO

Mia - - BELLEZA -

Ha­ce más de 2.000 años los grie­gos la con­si­de­ra­ban co­mo la pa­na­cea uni­ver­sal y los egip­cios co­mo la plan­ta de la in­mor­ta­li­dad. El ju­go de aloe ve­ra –lla­ma­do ací­bar- y sus efec­tos es­tán ya des­crip­tos en el Pa­pi­ro de Ebers (1.500 aC) y des­de en­ton­ces, mu­chas ci­vi­li­za­cio­nes y cul­tu­ras la han usado es­pe­cial­men­te en que­ma­du­ras, ci­ca­tri­za­ción de he­ri­das y ali­vio de do­lo­res. En An­da­lu­cía exis­tían gran­des plan­ta­cio­nes de aloes en tiem­po de los ára­bes, en­tu­sias­tas pro­pa­ga­do­res del uso me­di­ci­nal de su ju­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.