Do­lo­res de ro­di­lla

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Fuen­te: vi­to­ni­ca.com

No es lo mis­mo, ni tie­ne la misma so­lu­ción, un do­lor de ro­di­lla cau­sa­do por un trau­ma­tis­mo que otro de­bi­do a una ma­la pos­tu­ra du­ran­te la eje­cu­ción de un ejer­ci­cio. No ten­drá el mis­mo tratamiento una con­dro­ma­la­cia ro­tu­lia­na que una ten­di­ni­tis cau­sa­da por una ma­la téc­ni­ca de ca­rre­ra.

Por eso es muy im­por­tan­te que cuan­do sin­ta­mos do­lor en la ro­di­lla acu­da­mos pri­me­ro a una guar­dia trau­ma­to­ló­gi­ca, don­de un mé­di­co es­pe­cia­lis­ta se en­car­gue de lo­ca­li­zar el po­si­ble ori­gen de la do­len­cia y de apli­car el tratamiento ade­cua­do pa­ra cada ca­so.

Un tra­ba­jo si­nér­gi­co de di­fe­ren­tes es­pe­cia­lis­tas mé­di­cos, co­mo trau­ma­tó­lo­gos y fi­sio­te­ra­peu­tas, ade­más de en­tre­na­do­res per­so­na­les, pue­de ser muy be­ne­fi­cio­so a la ho­ra de eli­mi­nar el do­lor y tam­bién de pre­ve­nir po­si­bles fu­tu­ras le­sio­nes.

Una de las co­sas qué más nos pue­de ayu­dar, tan­to a me­jo­rar el do­lor de las ro­di­llas co­mo a pre­ve­nir po­si­bles le­sio­nes en el fu­tu­ro, es el he­cho de re­for­zar to­da la mus­cu­la­tu­ra que cir­cun­da a es­ta ar­ti­cu­la­ción. Nos re­fe­ri­mos en es­te ca­so a los cuá­dri­ceps, is­quio­ti­bia­les y ge­me­los y a to­dos los ten­do­nes y li­ga­men­tos que se en­cuen­tran en es­ta zo­na, a tra­vés de ejer­ci­cios iso­mé­tri­cos, pro­pio­cep­ti­vos y con el en­tre­na­mien­to con ban­das elás­ti­cas.

Los ejer­ci­cios iso­mé­tri­cos se ca­rac­te­ri­zan por no con­lle­var un mo­vi­mien­to, sino que son aque­llos en los que man­te­ne­mos una misma po­si­ción du­ran­te un pe­río­do de tiem­po, más cor­to o más lar­go en fun­ción de nues­tras ca­rac­te­rís­ti­cas y ne­ce­si­da­des.

En el ca­so de las sen­ta­di­llas iso­mé­tri­cas, po­de­mos rea­li­zar­las apo­yan­do la es­pal­da en una pa­red o so­bre un fit­ball, man­te­nien­do las ro­di­llas en un án­gu­lo li­ge­ra­men­te su­pe­rior a los 90 gra­dos y aguan­tan­do en es­ta po­si­ción en­tre 30 y 40 se­gun­dos.

Un ejer­ci­cio muy sen­ci­llo que tam­bién nos ayu­da a tra­ba­jar los cuá­dri­ceps son las ex­ten­sio­nes de ro­di­lla, tan­to sen­ta­dos en una si­lla con la co­lum­na elon­ga­da (la apo­ye­mos o no en el res­pal­do) co­mo tum­ba­dos en el sue­lo o en una ca­mi­lla y ayu­dán­do­nos con un ru­lo de es­pu­ma que co­lo­ca­re­mos ba­jo el hue­co po­plí­teo (la par­te de de­trás de la ro­di­lla).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.