RINITIS

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Ase­so­ró: Dr. Sil­vio Luis Agui­le­ra, Di­rec­tor Mé­di­co de Vit­tal

Si bien exis­ten di­ver­sos ti­pos de aler­gias, la rinitis es el cua­dro más fre­cuen­te y, se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), al­re­de­dor de 400 y 600 mi­llo­nes de per­so­nas en el mun­do lo pa­de­cen, con una ten­den­cia cons­tan­te a au­men­tar de­bi­do a fac­to­res co­mo la con­ta­mi­na­ción am­bien­tal, que ha­ce que el sis­te­ma in­mu­ne se vuel­va más reac­ti­vo y apa­rez­can nue­vos ca­sos.

Una aler­gia es una reac­ción exa­cer­ba­da del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio a una sus­tan­cia que su cuer­po iden­ti­fi­ca co­mo in­va­sor, y al cual clí­ni­ca­men­te se de­fi­ne co­mo alér­geno. La ma­yo­ría pue­de ser tra­ta­da de for­ma sim­ple, logrando una rá­pi­da dis­mi­nu­ción de los sín­to­mas, pe­ro ca­da una tiene sus par­ti­cu­la­ri­da­des y en oca­sio­nes se re­quie­re un abor­da­je más com­ple­jo.

Ge­ne­ral­men­te, las reac­cio­nes in­me­dia­tas son pi­ca­zón en na­riz, bo­ca, ojos, gar­gan­ta, piel o en cual­quier área, pro­ble­mas con el ol­fa­to, se­cre­ción na­sal, es­tor­nu­dos y ojos llo­ro­sos; y en una se­gun­da eta­pa sur­gen la con­ges­tión na­sal, tos, oí­dos ta­pa­dos y dis­mi­nu­ción del sen­ti­do del ol­fa­to, do­lor de gar­gan­ta. Aun­que mu­chos de es­tos sín­to­mas no ge­ne­ran com­pli­ca­cio­nes gra­ves, lo más re­co­men­da­ble an­te la sos­pe­cha de una aler­gia es acu­dir rá­pi­da­men­te al mé­di­co y rea­li­zar los exá­me­nes ne­ce­sa­rios me­dian­te prue­bas cu­tá­neas y aná­li­sis de san­gre, pa­ra iden­ti­fi­car el alér­geno y pres­cri­bir un tratamiento efec­ti­vo.

Es­tas son las op­cio­nes en los cua­dros ha­bi­tua­les de aler­gia, prin­ci­pal­men­te la rinitis alér­gi­ca, fren­te a la apa­ri­ción de sín­to­mas que afec­tan fun­da­men­tal­men­te la na­riz y se pro­du­cen cuan­do se in­ha­la pol­vo, po­len o áca­ros, en­tre otros agen­tes ex­ter­nos:

Los an­ti­his­ta­mí­ni­cos fun­cio­nan bien pa­ra tra­tar los sín­to­mas de aler­gias. Se pue­den uti­li­zar cuan­do los sín­to­mas no su­ce­den muy a me­nu­do o no du­ran mu­cho tiem­po.

Los cor­ti­coes­te­roi­des na­sa­les en ae­ro­sol son el tratamiento más efec­ti­vo pa­ra la rinitis alér­gi­ca.

Las va­cu­nas con­tra las aler­gias (in­mu­no­te­ra­pia) al­gu­nas ve­ces se re­co­mien­dan si el pa­cien­te no pue­de evi­tar el alér­geno y sus sín­to­mas son di­fí­ci­les de con­tro­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.