Na­da más dul­ce que la miel

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN - Por la Dra. Vir­gi­nia Bus­ne­lli* * Mé­di­ca es­pe­cia­lis­ta en Nu­tri­ción. Di­rec­to­ra Mé­di­ca de CRENYF

Es un ali­men­to de al­to va­lor ener­gé­ti­co; posee ma­yor po­der edul­co­ran­te que el azú­car con un 40% me­nos de ca­lo­rías en iguales can­ti­da­des. Ade­más, fa­ci­li­ta la di­ges­tión y me­ta­bo­li­za­ción de otros ali­men­tos.

La miel es un pro­duc­to que ha uti­li­za­do el ser hu­mano des­de sus orí­ge­nes; for­ma par­te de la die­ta mediterránea des­de la épo­ca de los egip­cios cuan­do ha­cían sus ex­pe­di­cio­nes y con­ser­va­ban la car­ne en ba­rri­les lle­nos de miel. Su uso es­tá muy bien re­la­ta­do en los pa­pi­ros en­con­tra­dos; em­plea­ban la miel, en­tre otras co­sas, pa­ra uso cos­mé­ti­co en el tratamiento de lla­gas, cor­tes, que­ma­du­ras, y co­mo ali­men­to for­ti­fi­can­te. Tam­bién, fa­bri­ca­ban cer­ve­za a par­tir de la miel fer­men­ta­da y has­ta el si­glo XVI, que apa­re­ció el azú­car de ca­ña, fue el úni­co edul­co­ran­te co­no­ci­do.

La miel se pue­de en­con­trar en di­fe­ren­tes es­ta­dos fí­si­cos, aro­mas y sa­bo­res, una am­plia ga­ma de co­lo­res y to­na­li­da­des. Os­ci­lan en­tre el blan­co ca­si trans­pa­ren­te, has­ta las os­cu­ras ca­si ne­gras, la ma­yor par­te pre­sen­ta to­na­li­da­des ám­bar, exis­tien­do mie­les ro­ji­zas, gri­sá­ceas y ver­do­sas. El co­lor os­cu­ro no sig­ni­fi­ca que sea de in­fe­rior ca­li­dad; por el con­tra­rio, se sa­be que cuan­to más os­cu­ra es la miel más ri­ca es en fos­fa­to de cal­cio y en hie­rro. La miel de co­lor claro es más ri­ca en vi­ta­mi­na A. Las os­cu­ras son más ri­cas en vi­ta­mi­nas B y C.

Pro­pie­da­des nu­tri­cio­na­les:

Es un edul­co­ran­te to­tal­men­te na­tu­ral. Es un ali­men­to de al­to po­der ener­gé­ti­co que pro­por­cio­na más de 304 kcal ca­da 100g.

Es de fá­cil asi­mi­la­ción de­bi­do a que posee hi­dra­tos de car­bono de ca­de­nas cor­tas. Es una fuen­te de ener­gía rá­pi­da. Por tal mo­ti­vo, me­jo­ra el ren­di­mien­to fí­si­co, es­pe­cial­men­te, en los de­por­tis­tas.

Fa­ci­li­ta la di­ges­tión y me­ta­bo­li­za­ción de otros ali­men­tos: en el ca­so de los ni­ños fa­ci­li­ta la me­ta­bo­li­za­ción de cal­cio y mag­ne­sio. No se re­co­mien­da su uti­li­za­ción en me­no­res de 1 año por­que po­dría con­te­ner es­po­ras bo­tu­lí­ni­cas, las cua­les en el trac­to gas­tro­in­tes­ti­nal in­ma­du­ro del be­bé se ma­ni­fies­tan co­mo to­xi­nas de es­ta en­fer­me­dad y pue­de lle­gar a ser po­ten­cial­men­te mor­tal.

Pro­pie­da­des te­ra­péu­ti­cas:

Es sua­ve­men­te la­xan­te (re­gu­la­ri­za el fun­cio­na­mien­to in­tes­ti­nal). Es an­ti­sép­ti­ca.

Es an­ti­he­mo­rrá­gi­ca y ci­ca­tri­zan­te. Es­ti­mu­la la for­ma­ción de gló­bu­los ro­jos de­bi­do a la pre­sen­cia de áci­do fó­li­co.

Es­ti­mu­la la for­ma­ción de an­ti­cuer­pos de­bi­do al áci­do as­cór­bi­co, mag­ne­sio, co­bre y zinc.

Es un apor­tan­te a la die­ta de sus­tan­cias po­li­fe­nó­li­cas que tie­nen fun­cio­nes an­ti­oxi­dan­tes y jun­to a al­gu­nas vi­ta­mi­nas y oli­go­ele­men­tos previenen el en­ve­je­ci­mien­to ce­lu­lar de los te­ji­dos.

A al­gu­nas mie­les se les atri­bu­ye po­der anal­gé­si­co y antiséptico pul­mo­nar, ex­pec­to­ran­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.