Ta­zas con gla­mour

Mia - - JARDINERÍA -

El cui­da­do del me­dio am­bien­te im­pli­ca re­du­cir con­si­de­ra­ble­men­te la can­ti­dad de ba­su­ra que acu­mu­la­mos. En es­te sen­ti­do, el re­ci­cla­do es fun­da­men­tal, en lo que res­pec­ta al jardín, exis­ten mu­chos ele­men­tos que pue­den con­ver­tir­se en ma­ce­tas. Por ejem­plo, las vie­jas ta­zas, esas que per­die­ron al­go de co­lor, se ra­ja­ron o sim­ple­men­te que­dó so­la­men­te una del jue­go y sin pla­to, son idea­les pa­ra plan­tar cac­tus. Es­tas plan­tas no ne­ce­si­tan dre­na­je, ya que tam­po­co es ne­ce­sa­rio re­gar­las con fre­cuen­cia, sim­ple­men­te se le de­be man­te­ner hú­me­da la tie­rra du­ran­te el ve­rano. Al­gu­nas ideas son com­bi­nar las ta­zas más al­tas con po­ci­llos y tam­bién se­gún su co­lor y estilo. In­clu­so se las pue­de co­lo­car en una ban­de­ja so­bre una me­si­ta de la ga­le­ría o en una ven­ta­na. Otro ele­men­to muy útil son las pa­vas que ya no se usan, en ellas se pue­den plan­tar es­pe­cies col­gan­tes y en las ollas ha­cer una mi­ni huer­ta de aro­má­ti­cas. Los mol­des al­tos de tor­tas, pue­den ser de­co­ra­dos y con­ver­tir­se en un her­mo­so be­be­de­ro pa­ra pá­ja­ros.

Con un po­co de ima­gi­na­ción es po­si­ble te­ner una de­co­ra­ción ori­gi­nal en el jardín y con­tri­buir a ba­jar los ni­ve­les de con­ta­mi­na­ción del pla­ne­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.