TRI­GO BULGOR

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN - Fuen­te: cu­rio­si­da­des­nu­tri­ti­vas.com

En­tre los ce­rea­les in­te­gra­les en­con­tra­mos el bulgor, uno de los in­gre­dien­tes más usa­dos en la co­ci­na ára­be y orien­tal, que cons­ti­tu­ye una va­rie­dad de tri­go que se co­mer­cia­li­za par­ti­do y pre­co­ci­do, lo cual fa­ci­li­ta su uti­li­za­ción en la gastronomía.

Al ser un ti­po de tri­go, po­see hi­dra­tos de car­bono co­mo nu­trien­te prin­ci­pal, y es una ex­ce­len­te fuen­te de ener­gía de me­ta­bo­li­za­ción in­ter­me­dia. Es decir, su consumo no per­mi­te que se ele­ve rá­pi­da­men­te la glu­co­sa en san­gre, pe­ro tam­po­co tie­ne un ín­di­ce glu­cé­mi­co bajo.

Al con­te­ner par­te de su cás­ca­ra, apor­ta can­ti­da­des con­si­de­ra­bles de sal­va­do de tri­go y ma­yo­res pro­por­cio­nes de vi­ta­mi­nas del com­ple­jo B y mi­ne­ra­les co­mo cal­cio, hie­rro y fós­fo­ro que sus se­me­jan­tes no in­te­gra­les.

Con­tri­bu­ye al ade­cua­do fun­cio­na­mien­to in­tes­ti­nal por su con­te­ni­do en fi­bra y ade­más, es un buen re­cur­so pa­ra amor­ti­zar las ele­va­cio­nes de glu­ce­mia y co­les­te­rol en san­gre.

Apor­ta, apro­xi­ma­da­men­te, un 12% de pro­teí­nas y no po­see can­ti­da­des sig­ni­fi­ca­ti­vas de gra­sas. Su va­lor ca­ló­ri­co es un po­co in­fe­rior que el res­to de los ce­rea­les no in­te­gra­les, 330 ca­lo­rías por ca­da 100 gra­mos.

Si bien su in­ges­ta no de­be ser ex­ce­si­va, co­mo con cual­quier otro ali­men­to, el tri­go bur­gol se hin­cha tras la coc­ción al es­ti­lo de la sé­mo­la o el cous cous, por lo que con po­ca can­ti­dad ob­te­ne­mos buen vo­lu­men de ali­men­to.

De­bi­do a sus ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les, el bulgor es un gran re­cur­so pa­ra dar va­rie­dad a una die­ta sa­na y equi­li­bra­da. Asi­mis­mo, co­mo fuen­te de hi­dra­tos, es un sano ali­men­to pa­ra in­cluir en la ali­men­ta­ción del de­por­tis­ta o afi­cio­na­dos de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Po­de­mos agre­gar­lo a en­sa­la­das, cro­que­tas, so­pas, etc. Pa­ra los que desean ba­lan­cear su die­ta e in­cor­po­rar un po­co de fi­bra a la ali­men­ta­ción, es­ta es una bue­na op­ción de bajo cos­to y al­to ren­di­mien­to que, al mis­mo tiem­po, co­la­bo­ra con nues­tra sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.