Pos­tu­ra co­rrec­ta

Mia - - BELLEZA -

An­tes de arran­car cual­quier ti­po de tra­ta­mien­to cor­po­ral hay que des­car­tar que las afec­cio­nes es­té­ti­cas de la pa­cien­te no sean, tam­bién, cues­tio­nes de ma­la pos­tu­ra ósea y/o mus­cu­lar que se de­ba co­rre­gir en for­ma con­jun­ta. Si el eje óseo de la pa­cien­te es­tá des­via­do, tor­ci­do o pi­sa mal, es­to ori­gi­na una con­for­ma­ción es­truc­tu­ral de la pier­na -que no es es­bel­ta ni ali­nea­da- en la que se tien­de a de­po­si­tar gra­sa en lu­ga­res po­co fre­cuen­tes. Mu­chas ve­ces se ve un fal­so pan­ta­lón de mon­tar, y en reali­dad se tra­ta de que el eje de la pier­na es­tá ro­ta­do ha­cia afue­ra. En es­tos ca­sos no ha­brá tra­ta­mien­to que al­can­ce, ya que lo pri­me­ro que ha­brá que co­rre­gir es lo os­teo­mus­cu­lar, pa­ra con­ti­nuar con un plan es­té­ti­co que apor­te re­sul­ta­dos exi­to­sos.Tam­bién se ven ca­sos de ab­dó­me­nes pro­mi­nen­tes, que se ori­gi­nan por la ma­la pos­tu­ra de la co­lum­na o costillas ha­cia afue­ra. La so­lu­ción pa­ra es­tas pro­ble­má­ti­cas es la reha­bi­li­ta­ción pos­tu­ral ge­ne­ral (RPG), que ha­ce que se elon­guen los múscu­los que es­tán acor­tan­do la es­truc­tu­ra y per­mi­te re­po­si­cio­nar el eje de los hue­sos. Los miem­bros cam­bian sus as­pec­to por mo­di­fi­car su po­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.