El I CHING de la se­ma­na Lu / El Viajero

Mia - - HORÓSCOPO - Por Ga­briel Ru­gie­ro, El Bru­ji­to Ma­ya

En prin­ci­pio es­te he­xa­gra­ma nos ha­bla de una si­tua­ción tran­si­to­ria. Na­da es eterno, to­do es pa­sa­je­ro. Uno de­be te­ner en cuen­ta es­to en épo­cas de bo­nan­za pa­ra to­mar los re­cau­dos pa­ra el fu­tu­ro y cuando uno vi­ve mo­men­tos di­fí­ci­les, de­be sa­ber tam­bién que no se­rá así por siem­pre y que las co­sas van a me­jo­rar. Lo tran­si­to­rio es aquí la si­tua­ción del viajero que, des­de el mis­mo mo­men­to que lle­ga, sa­be que su des­tino es par­tir, que es­tá aquí de pa­so. Por eso, vi­ve in­ten­sa­men­te ese mo­men­to, se mez­cla con la gen­te de la co­mar­ca, apren­de de sus cos­tum­bres, las ha­ce pro­pias, se mi­me­ti­za, se adap­ta pa­ra tra­tar de ser uno más de ellos, aún sin ser­lo. En es­te sen­ti­do, to­do es una no­ve­dad, to­do es nue­vo, eso en­tu­sias­ma y mo­ti­va, pe­ro tar­de o tem­prano, lo nue­vo deja de ser­lo. El viajero lo sa­be, es por eso que cuando em­pie­za a ver nu­bes a lo le­jos, sa­be que es tiem­po de to­mar sus po­cas per­te­nen­cias y pre­pa­rar­se pa­ra par­tir. El viajero se sa­be ex­tran­je­ro, por eso se ma­ne­ja con cui­da­do, no quie­re que su con­duc­ta o sus pa­la­bras pue­dan ofen­der. Uno de­be­ría adop­tar una ac­ti­tud se­me­jan­te to­do el tiem­po pa­ra no he­rir sus­cep­ti­bi­li­da­des en su en­torno. Aún con las per­so­nas más cer­ca­nas y que­ri­das, uno no tie­ne que des­cui­dar­se. Por tor­pe­za o des­preo­cu­pa­ción, sin que­rer­lo, uno pue­de rom­per un co­ra­zón. Es­te he­xa­gra­ma con­tem­pla una en­se­ñan­za más: el viajero de­be ir­se de es­ta tie­rra de ma­ne­ra tal que la gen­te lo re­cuer­de con ale­gría y es­pe­re su re­gre­so, así siem­pre se­rá bien re­ci­bi­do nue­va­men­te. En­ton­ces, el viajero deja de ser ya un ex­tran­je­ro, su ho­gar es el mun­do y en ca­da pue­blo sa­be que tie­ne una ca­sa que le abri­rá sus puer­tas.

Co­rreo as­tro­ló­gi­co:

Ma­ria­na, 15 de ju­nio.Tu nom­bre Ma­ya es Lu­na Re­so­nan­te Ro­ja. Lo más im­por­tan­te es en­con­trar la pro­pia cla­ri­dad pa­ra lue­go po­der trans­mi­tir­la. Gé­mi­nis es pen­du­lar, le cues­ta to­mar de­ci­sio­nes. Aquie­tar la men­te pa­ra en­con­trar las res­pues­tas.

Car­los, 8 de mar­zo.Tu nom­bre Ma­ya es Sol En­to­na­do Ama­ri­llo. A los hom­bres se nos pi­de que siem­pre sea­mos fuer­tes, pe­ro tam­bién a ve­ces nos que­bra­mos y nos pa­san co­sas. Mos­tra­te tal cual sos y no ten­gas mie­do de amar. El amor te enal­te­ce. Po­dés es­cri­bir­me aco­rreo­mia@per­fil.com. Asun­to: HOROSCOPO, y per­so­nal­men­te es­ta­ré con­tes­tan­do ca­da una de tus pre­gun­tas (si lo deseás po­dés usar seu­dó­ni­mo pa­ra que te res­pon­da). Gra­cias por to­dos sus co­rreos. Que ten­gan una her­mo­sa se­ma­na: In Lack Ech,Yo Soy otro Tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.