PE­LO EN LLA­MAS

Mia - - BELLEZA -

Si el bron­de fue y si­gue sien­do uno de los to­nos de pe­lo fa­vo­ri­tos de las ce­le­bri­ties, es­te año ha lle­ga­do la ho­ra de dar la bien­ve­ni­da a otro nue­vo co­lor : el ron­ze, una mez­cla en­tre el pe­li­rro­jo clá­si­co mez­cla­do con un ex­qui­si­to ma­rrón bron­ce con ma­ti­ces. Al­gu­nas de las ca­ras fa­mo­sas que lo im­po­nen son Ju­lian­ne Moo­re, Eva Men­des, Rihan­na

o Katy Perry en to­dos sus ma­ti­ces. “Su prin­ci­pal ven­ta­ja es que en­ca­ja a la per­fec­ción con cual­quier tono de piel por­que ayu­da a es­con­der mul­ti­tud de erro­res ca­pi­la­res (des­de ca­nas has­ta las raí­ces) y le apor­ta

lu­mi­no­si­dad al ros­tro”, cuen­ta el es­ti­lis­ta Lea Tos­cano. Pa­ra acer­tar el tono co­rrec­to, Tos­cano acon­se­ja pro­bar con to­nos más pro­fun­dos y ma­ti­ces azu­la­dos en pie­les oli­va u os­cu­ras, com­ple­men­tar con ma­ti­ces do­ra­dos si la piel es me­dia, y en ca­so de mo­re­nas na­tu­ra­les, ju­gar con la ca­li­dez de los to­nos ám­bar y bron­ce co­mo ha­ce Eva Lon­go­ria. Pa­ra pie­les más cla­ras y pá­li­das, el ob­je­ti­vo es ilu­mi­nar dis­tin­tas zo­nas del ros­tro, por lo tan­to los to­nos de pe­li­rro­jos vi­bran­tes van ge­nial. Pa­ra aque­llas pe­li­rro­jas na­tu­ra­les, bas­ta­rá con que reali­ces un tra­ta­mien­to abri­llan­ta­dor ti­po gloss o un ba­ño de luz, que sim­ple­men­te real­ce el co­lor de ca­be­llo na­tu­ral.

Man­te­ni­mien­to in­ten­si­vo

Los cam­bios de look siem­pre son desafian­tes, pe­ro te­ñir­se el pe­lo de colorado es uno de las má­xi­mas proezas. No só­lo por­que real­men­te nues­tro ros­tro se trans­for­ma­rá, sino por­que a di­fe­ren­cia de cual­quier otros to­nos, el ro­jo re­quie­re cui­da­dos ex­haus­ti­vos pa­ra que el co­lor siem­pre se vea res­plan­de­cien­te y no se la­ve con el pa­sar del tiem­po. Pa­ra ello, hay cier­tas claves que se de­ben te­ner en cuen­ta. Por ejem­plo, el es­ti­lis­ta Daniel Vei­ga ex­pli­ca que ca­be­llo cre­ce apro­xi­ma­da­men­te 1 cm por mes, por lo que ca­da 4 o 5 se­ma­nas es ne­ce­sa­rio re­no­var la co­lo­ra­ción con el fin de cu­brir las raí­ces, ade­más se de­ben usar cos­mé­ti­cos ca­pi­la­res nu­tri­ti­vos es­pe­cí­fi­cos que pro­te­jan a las he­bras y per­pe­túen el co­lor en su me­jor ver­sión ya que és­tos con­tie­nen una al­ta con­cen­tra­ción de agen­tes pro­tec­to­res y de cui­da­do co­mo an­ti­oxi­dan­tes. Otro da­to in­tere­san­tes es que los pig­men­tos ro­ji­zos son fo­to­sen­si­bles, más aún si son ar­ti­fi­cia­les, por eso lo ideal es no ex­po­ner­se al sol sin apli­car una cre­ma ter­mo­ac­ti­va o ro­ciar el ca­be­llo con un spray que pro­te­ja a las me­chas del da­ño UV y el ca­lor an­te una po­si­ble ex­po­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.