Jen­gi­bre en ma­ce­ta

Mia - - JARDINERÍA -

Cul­ti­var es­te ri­zo­ma es muy sen­ci­llo y con­su­mir­lo apor­ta mu­chos be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, ade­más se lo pue­de se­car y con­ser­var du­ran­te un lar­go tiem­po.

En pri­mer lu­gar re­mo­jar un jen­gi­bre en agua ti­bia du­ran­te to­da la no­che, lue­go, re­lle­nar una ma­ce­ta con una par­te de abono y tres par­tes de tie­rra bien ai­rea­da pa­ra que dre­ne el agua. Una vez lis­tos es­tos pa­sos, en­te­rrar el jen­gi­bre en la tie­rra, con el bro­te ha­cia arri­ba.

Hu­me­de­cer el sus­tra­to y co­lo­car­lo en un lu­gar cá­li­do con po­ca luz y a una tem­pe­ra­tu­ra de unos 20 º, nun­ca de­be es­tar en un lu­gar a me­nos de 10 º y man­te­ner la hu­me­dad de la tie­rra cons­tan­te­men­te. Pa­sa­dos los 3 o 4 me­ses des­de que el jen­gi­bre co­mien­za su cre­ci­mien­to, ya se pue­den co­se­char al­gu­nos tro­zos pe­que­ños. Pa­ra ello, se­pa­rar un po­co la tie­rra del bor­de, cor­tar la can­ti­dad ne­ce­sa­ria de los ri­zo­mas y cu­brir nue­va­men­te con la tie­rra li­ge­ra pa­ra que con­ti­núe su cre­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.