Ali­men­ta­ción en los pri­me­ros años de vi­da

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN - Fuen­te: Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud

Du­ran­te los seis pri­me­ros me­ses de vi­da, la le­che ma­ter­na es el me­jor ali­men­to pa­ra que el lac­tan­te crez­ca y se desa­rro­lle con sa­lud. Pa­sa­do esos me­ses, de­ben in­tro­du­cir­se ali­men­tos com­ple­men­ta­rios ade­cua­dos e ino­cuos, com­bi­na­dos con la lac­tan­cia ma­ter­na has­ta los dos años co­mo mí­ni­mo. Los ni­ños pe­que­ños de­ben re­ci­bir ali­men­tos va­ria­dos, in­clui­dos pro­duc­tos cár­ni­cos, pes­ca­do y hue­vos, con la ma­yor fre­cuen­cia po­si­ble. Los lac­tan­tes pue­den co­mer ali­men­tos en for­ma de pu­ré, tri­tu­ra­dos y se­mi­só­li­dos a par­tir de los 6 me­ses; a par­tir de los

8 me­ses se pue­de dar a la ma­yo­ría de los ni­ños di­ver­sos ali­men­tos que se pue­den co­mer con la mano, y a par­tir de los 12 me­ses pue­den co­mer en ge­ne­ral los mis­mos pro­duc­tos que el res­to de la fa­mi­lia. Los ali­men­tos de­ben te­ner una con­sis­ten­cia apro­pia­da pa­ra la edad del ni­ño.

Es im­por­tan­te que los pa­dres les den de co­mer des­pa­cio y con pa­cien­cia, alen­tán­do­los a co­mer, pe­ro sin for­zar­los. La ho­ra de la co­mi­da de­be ser un mo­men­to de apren­di­za­je y amor, pa­ra ha­blar con los ni­ños y te­ner con­tac­to vi­sual con ellos.

Una ali­men­ta­ción inade­cua­da en la pri­me­ra in­fan­cia es uno de los prin­ci­pa­les fac­to­res de ries­go de ma­la sa­lud a lo lar­go de la vi­da. En­tre los efec­tos a lar­go pla­zo ca­be ci­tar un mal ren­di­mien­to es­co­lar, una me­nor pro­duc­ti­vi­dad, al­te­ra­cio­nes del desa­rro­llo in­te­lec­tual y so­cial, y di­ver­sas en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.